Causa por la Vida
Publicación Mensual
Año 9 | Número 103 FEB 2018
Alain Delon, en lucha entre la fe y el sinsentido, confiesa que "la Virgen me consuela y acompaña"
REL
23-01-2018

Alain Delon es el gran ícono del cine francés del último medio siglo, tras protagonizar películas como El gatopardo (1963), Rocco y sus hermanos (1960) y A pleno sol (1960), entre muchas otras. A sus 82 años este artista ha llevado tras de sí una turbulenta vida llena de romances, matrimonios, separaciones y muchas heridas que arrastra desde niño y que ni el dinero ni la fama han podido curar.

Ahora que va viendo la muerte más cara a cara y que muchos de sus amigos y romances ya no están, Delon se está haciendo preguntas más profundas que le hacen mirar a Dios, al que ha observado con desconfianza y al que todavía hoy no ha descubierto de verdad.

Las últimas preguntas de Delon
Entre la tristeza y el creer que ya ha hecho todo en esta vida, Alain Delon afirma no tener miedo a la muerte, de la que habla con total naturalidad en las últimas entrevistas que ha concedido y donde el cielo también aparece como un horizonte en el que le gustaría estar.
En una entrevista en Paris Match, y que recoge Famille Chrétienne, abre su corazón y también su mansión, en la que ha construido una capilla y en la que también ha preparado ya un nicho para cuando llegue el momento de la muerte.

La Virgen María, su auxilio y Consuelo
En este turbulento viaje que le mantiene en la estrecha línea entre creer y no creer, la Virgen María es su gran aliada y el gran argumento que un día le pueda llevar a Dios y por ende al cielo que tanto anhela. En la entrevista confiesa que "mi pasión es María porque amo a esta mujer, amo todo lo que ella hizo. Obviamente, sabemos más acerca de su hijo, pero ¿quién era realmente? Hablo con María, le digo cosas, le pregunto cosas. Ella me da alivio, me da una compañía que no tengo, ella siempre está allí. Ella me escucha y me consuela". Jesús, a través de María. La posible conversión de Delon, a sus 82 años, haría casi con total probabilidad ese camino.

El divorcio de sus padres que ha marcado su vida
Este caparazón que tiene Alain Delon con el que ha intentado protegerse proviene de una infancia difícil de la que habla ahora. En el fondo, resalta la importancia de la familia unida para los niños, pues aunque su carrera ha sido un éxito y ha podido tener mucho dinero, asegura que hay cosas que nunca podrá comprar. Cuando tenía cuatro años sus padres se divorciaron, lo que le generó un trauma terrible, puesto que llegó a pasar por un centro de acogida y luego por un internado antes de que volviese con su madre años después.

La petición al cielo: "Ver a mi padre y a mi madre juntos"
"Me convertí en un objeto vergonzoso, todos hicieron su vida a su manera y yo estaba en el medio", confiesa décadas después de que sucediese. Por eso, pese a los sufrimientos que le ocasionaron asegura que cuando muera tiene una petición a Dios. "Nunca he visto a mi padre y a mi madre juntos, me duele mucho, y cuando llegue al cielo, sé lo que voy a pedir: ver a mi padre y a mi madre juntos". A Alain Delon nada le ata aquí pero le sigue faltando esa esperanza cristiana, y que de momento se manifiesta en su vida a través del consuelo que asegura recibir de la Virgen.

No es aficionado a lo políticamente correcto
Recientemente, el actor agregaba que "la vida no me aporta gran cosa. Lo conozco todo y lo he visto todo. Y además detesto el mundo en el que vivimos. Todo es mentira y falso. Ya no hay respeto. No se cumple la palabra dada. Solo cuenta el dinero. ¿Cuántos años me quedan de vida? Puedo llegar a los 90, 92 años. Yo no decido, es el que está allí arriba". Pese a ser el gran referente del cine francés en el último medio siglo, Alain Delon no ha sido tan reconocido por la industria como sí lo ha sido por el público. Y esto se ha podido dar debido a que nunca ha callado y no se ha dejado llevar por la corrección política.

La homosexualidad, "contra la naturaleza"
En 2014, por ejemplo, hizo campaña por la lista de Force Vie de la exministra Christine Boutin, retirada recientemente para estudiar Teología. "Niega el cambio de civilización de hoy, no tengas miedo, con Force Vie, di sí a la vida", aseguraba Delon en un vídeo de campaña, defendiendo públicamente la vida humana.
Pero más criticado fue por su apoyo a la Manif pour Tous manifestándose en contra de la adopción por parte de las parejas homosexuales : "Ya no hay diferencia, no existe el respeto. Siento decirlo, no tengo nada contra los gais que van juntos, pero para mí eso va contra la naturaleza. Estamos aquí para amar a una mujer, para cortejarla. No para ligar o acostarnos con otros tíos". Y recalcó: "No quiero que adopten".
Maria Josefina Ramos es traductora pública de Inglés y periodista.

Su trayectoria periodística abarca el período 1970-1985, como analista política y cronista parlamentaria desde el Congreso Nacional para varias radioemisoras del interior del país y también para el vespertino La Razón.

En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas para cubrir la XXXI Asamblea General de la ONU.

Es creadora y directora de Plataforma Cero.