Plataforma Cero
Publicación Mensual
Año 15 | Número 176 FEB 2018
Hola amigos!
La reciente visita del Papa Francisco a Chile y Perú, domina con interesantes comentarios, esta relajada edición de Febrero, que hemos preparado para uds teniendo en cuenta que muchos se encuentran todavía de vacaciones. Queremos eso sí, presentarles nuestra nueva página Multimedios, a la que pueden acceder pulsando el botón Multimedios desde todo nuestro sitioweb., para ver los videos y fotos que iremos incorporando a partir de ahora.

Y justamente, para inaugurarla, PlataformaCero estuvo en Cafayate, Salta, -ver visita de PlataformaCero a Cafayate en Multimedios- y allí conocimos a la Virgen del Rosario de Cafayate, La Sentadita, patrona de esta villa montañosa, situada en los Valles Calchaquíes salteños, famosa por su incomparable vino torrontés y su estupendo paisaje de semejanza suiza, Nunca habíamos visto a la Madre de Jesús sentada en un altar, como la encontramos en Cafayate. Y por cierto, hemos visitado muchos santuarios marianos.


La Reina de Cafayate
En el altar mayor de la Catedral de Cafayate, descansa la imagen de Nuestra Señora del Rosario, Patrona de la Prelatura y de la parroquia, La cabeza y manos de la imagen de la Virgen vinieron del Alto Perú y luego se le talló un cuerpo para que vaya sentado en la silla del burrito que recorrerá el valle casa por casa, misionando hasta los lugares más recónditos y lejanos. Se sabe que la Virgen de Cafayate es la Patrona de los agricultores, de los viñateros, que gracias a su apoyo vieron multiplicados sus viñedos y otros cultivos. Cafayate tiene su evangelización en 1605 y de esa época es la imagen de Ntra Sra de Cafayate, luego en 1950 se la corona Madre y Reina del Valle y de Cafayate. Paulo VI, crea la Prelatura de Cafayate el 8 de septiembre de 1969, bajo el patronazgo de Ntra Sra del Rosario para una extension de 40.000 km2 con una población de 40.800 habitantes.
En las imágenes exclusivas de Cafayate, que hemos puesto en Multimedios, pueden ver a la Virgen del Rosario -la Sentadita-, las cúpulas de la Catedral , la arboleda de la plaza principal donde se realizan numerosos actos culturales, la mesa municipal donde se toma la presión arterial y la glucemia, la tradicional empanada de carne, y una vista desde el hotel Asturias.
Los videos que les hemos traído, ilustran la actualidad política y religiosa de nuestro país y el mundo.

Maria Josefina Ramos
para PlataformaCero.com


El oscuro deseo de Z
Zaffaroni cultiva la propensión a escandalizar a sus objetores con declaraciones y a veces con fallos, pero en esta oportunidad les ha hecho un servicio, porque no es igual que exprese sus deseos de que Mauricio Macri se vaya en helicóptero una senil Hebe de Bonafini que lo haga alguien tenido por jurista famoso
Sergio Crivelli para La Prensa
24-01-2018

Eugenio Zaffaroni expresó días atrás su deseo de que el actual presidente de la Nación no termine su mandato. Su franqueza escandalizó a voceros del oficialismo y fue considerada "golpista" de manera sin duda exagerada por la ministra Patricia Bullrich. Se trató en realidad de un episodio minúsculo y penoso pero con un mérito: le puso nombre, apellido y cara a la mentalidad autoritaria de un sector importante de la oposición peronista y de la izquierda antisistema. A esa suerte de patología cultural antidemocrática contra la que se suponía que el grueso de la sociedad había quedado vacunada tras la experiencia de la última dictadura militar.

Después de 34 años de votar para elegir presidentes de manera ininterrumpida, es aún significativa la persistencia de esa mentalidad que protagonizó o acompañó con su aquiescencia los golpes militares. Políticos, sindicalistas, empresarios e intelectuales fueron en muchos casos asociados y en otros propiciadores de la inestabilidad institucional. No sólo los militares. La mayoría, además, se identificó con el peronismo. Desde Rico y Seineldín hasta el piquetero D"Elía. La única novedad es que se haya sumado a ese "colectivo" un ex juez de la Suprema Corte y miembro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Nadie ignora que este último tribunal es uno de los pocos baluartes sobrevivientes de la izquierda en el hemisferio, pero la sinceridad de Zaffaroni ha puesto a sus integrantes en una situación incómoda, porque pueden hacerse los desentendidos frente a, por ejemplo, la barbarie del régimen de Maduro, pero ¿cómo guardar silencio ante expresiones incompatibles con la democracia republicana de uno de sus propios jueces? ¿De un juez que, al menos en teoría, debe velar por el Estado de Derecho, ser independiente, imparcial y moralmente irreproachable?


PROPENSION A ESCANDALIZAR
Zaffaroni cultiva la propensión a escandalizar a sus objetores con declaraciones y a veces con fallos, pero en esta oportunidad les ha hecho un servicio, porque no es igual que exprese sus deseos de que Mauricio Macri se vaya en helicóptero una senil Hebe de Bonafini que lo haga alguien tenido por jurista famoso. En ese sentido sus palabras ponen de manifiesto de manera involuntaria el grado de decadencia, desorientación y pesimismo que domina hoy a la oposición conducida por Cristina Kirchner.

Pesimismo que apela a la violencia como ocurrió fuera y dentro del recinto de la Cámara de Diputados en ocasión de la reforma previsional y que también es expresado por las torvas amenazas de sindicalistas a punto de ser investigados. Para echar a Macri no les preocupa abatir simultáneamente a la democracia.

La violencia de los piqueteros y de los diputados kirchneristas tiene algo en común con el anhelo de Zaffaroni. Privilegia los fines a los medios. El juez lo explicó claramente. Quiere que Macri se vaya antes de lo que marca la Constitución para que "no haga más daño". Esa justificación omite, sin embargo, un detalle crucial: la democracia es fundamentalmente una cuestión de medios. Algo que los peronistas no aceptan y que los ha convertido históricamente en un riesgo para las instituciones tanto en el gobierno como en la oposición.


Los dos Macri y los dos Moyano
A Macri no le viene mal pelearse con Moyano, salpicado por la corrupción.
Le viene mal el momento.
Ricardo Roa para Clarin
27-01-2018

Hugo Moyano no es Pablo Moyano. Pero a veces se le parece. Pablo hubiera dicho que él iba a compartir celda con Franco Macri. Pero lo dijo Hugo. Y Hugo no es el descontrolado Pablo: sabe lo que dice y sabe cuándo conviene decirlo.

Detrás de las noticias sobre corrupción que salpican a él y a su familia, Moyano ve la mano de Macri, no la de Franco sino la de Mauricio. Le habla al presidente hablándole del padre. No es lo mismo que cuando Kirchner chicaneaba a Mauricio como hijo de. Moyano no lo ningunea. Hace otra cosa: le dice que si él va preso por corrupto, por la misma razón debería ir su padre. ¿Sabe algo que no sabemos?

El que tiene problemas es Moyano: se siente amenazado por Macri. La UIF, que combate el lavado de dinero, denunció a dos hijos de su pareja Liliana Zulet, Valeria Salerno y Juan Manuel Noriega Zulet por blanquear más de un millón de dólares. Zulet es la gerenciadora de la obra social de Camioneros. Salerno y Noriega Zulet son dueños de Ancora Constructora y de Dixey, proveedoras de la obra social y del gremio. También de Iarai, una prestadora médica. Investigan la transferencia de 224 millones a esas empresas y la compra de mansiones en Parque Leloir que serían usadas por los Moyano.

Más conocido pero de mucha menor intensidad es el frente de tormenta por el uso de facturas truchas en la que Camioneros comparte acusaciones con otros sindicatos. Importante es lo de OCA, la operadora postal que entró en concurso de acreedores después de una guerra abierta de Moyano con el dueño, Patricio Farcuh, al que él mismo había puesto, derrocó y la Justicia repuso. Oca tiene superpoblación de empleados , una deuda multimillonaria con la Afip y un déficit de $200 millones mensuales.

Es una causa con final abierto como la del combo de violencia y corrupción en Independiente. El jefe de la barra Bebote Alvarez, preso, involucró a Pablo Moyano. En las escuchas hablan de él pero no aparece su voz.

A mediados de diciembre hubo una negociación, la última, que prometía tregua entre Moyano y Macri. Los dos conversaron cuando Independiente ganó la Sudamericana. Hubo un mensaje del presidente a través de Angelici y una visita de Triaca al gremio. Prometía una tregua que terminó en nada. O peor que nada como prueba la alusión de Moyano a Franco Macri.

También, la marcha del 22 planteada como una demostración de fuerza. Pablo, secretario gremial de la CGT, llamó por su cuenta a un plenario de delegaciones regionales para que se sumen a la protesta de su sindicato. Lo presidirán Moyano padre que no forma parte de la conducción de la CGT.

Al Gobierno no lo viene mal pelearse con los sindicalistas
más desprestigiados. Le viene mal el momento. Con la reforma jubilatoria Macri perdió popularidad y se vio forzado a cambiar de planes. Bajó el tema laboral y poco menos que congeló el Congreso. Sólo convocará a sesiones especiales para evitar que peronismo y kirchnerismo abroquelados derriben el mega DNU del 10 de enero. Se sabe: no siempre se puede conseguir todo.
Maria Josefina Ramos es traductora pública de Inglés y periodista.

Su trayectoria periodística abarca el período 1970-1985, como analista política y cronista parlamentaria desde el Congreso Nacional para varias radioemisoras del interior del país y también para el vespertino La Razón.

En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas para cubrir la XXXI Asamblea General de la ONU.

Es creadora y directora de Plataforma Cero.