Plataforma Cero
Publicación Mensual
Año 15 | Número 195 SET 2019

Hola amigos!


En los próximos días, según una cadena circulando por Internet, se pueden producir disturbios, tumultos y muertes en las calles para intentar derrocar al Gobierno de Macri. Planean armar tumultos donde aparecerán piqueteros muertos por ellos mismos para fabricar mártires y sembrar la confusión y el caos. Esto ya sucedió en el 89 y 2001.
De aquí a Octubre veremos a los golpistas K con intentos de derribar al Gobierno constitucional y anticipar las elecciones de Octubre, porque la Marcha del 24A los puso nerviosos y CFK le ordenó a AF que queme todo. Lo que la gente ratificó en la marcha del 24A es la Argentina donde hay Justicia para seguir investigando a los ladrones, donde hay Libertad y garantías individuales y donde todavía está en funciones un Gobierno con mandato hasta el 10 de diciembre elegido en elecciones libres. No se hizo esta marcha para apoyar al Gobierno de Macri. La marcha DEJO CLARO que la gente NO QUIERE volver atrás en la Justicia y las libertades individuales. Y fue escuchada. La Justicia resolvió proseguir con el juicio a la senadora CFK y con el seguimiento de otros procesos en curso.
No hay que entregar Octubre, dice aquí mismo el columnista A.Asseff. No hay que entregar la República, porque si la perdemos, NO la vemos MAS, los FF se quedan PARA SIEMPRE tutelados por los comunistas del FORO DE SAN PABLO y sus satélites.
NO nos dejemos embaucar por las cifras de las PASO y veamos el estupendo análisis de I.Zuleta que transcribimos aquí.
De aquí a Octubre, llenemos varias Plazas más como la del 24A, donde se mostró valor y clamor republicano en todo el país. NO NOS dejemos callar por los golpistas FF que andan con el bidón de nafta de la mano para el incendio, como el de Nerón a Roma, del Gobierno de Macri.


Gracias por acompañarnos todos los meses
Maria Josefina Ramos


El voto de las víctimas de las PASO, cantera electoral para Octubre
(Un diálogo por radio Eco, AM 1220 de CABA sobre las elecciones del 27 de Octubre)
Zuletasintecho.com
30-08-2019


Le preguntan a Ignacio Zuleta: Estamos viviendo el efecto del balcón del sábado 24, todo lo que se vivió hasta ahora, políticamente hablando? -No, no dice Zuleta, yo creo que todo lo que digan y hagan los políticos en este período es parte de la campaña, o sea, no hay que sorprenderse ni un segundo porque carece de importancia, todo lo que se dice y se fabrica es para sostener a la oposición y agredir al otro. El Gobierno gobierna, la oposición se opone, pero en campaña no te afectan ni la fidelidad del voto ni las estrategias, fíjate en las PASO del 11 de agosto pasado, el Gobierno sacó un millón y pico más de votos que los que sacó en el 2015 y el peronismo con FF saca el 47% que es menos de lo que sacó Masa + Scioli en el 2015, es decir, ahora el peronismo se unificó después del 2009 que iba dividido a elecciones, ha sacado los votos que le son fieles al peronismo y el Gobierno ha sacado sus votos, quiere decir, que en las campañas no aceptaron los respaldos que determinados sectores de la población le dieron a uno y a otro, se gastaron millones y no cambiaron nada, por qué?, porque la gente no es estúpida, no es cierto que cambia el voto el último dia de la última semana o si la campaña lo afecta. El voto es la decisión más racional del ciudadano y es muy difícil que la modifique, cambia por supuesto, no digo que no cambie, fíjate vos que en el ciclo de 4 años prácticamente se han mantenido las colonias de votos más o menos pareja y con ese capital van al 27 de Octubre, que es la verdadera elección. Eso es lo que hay que ver.
Pero es todo espuma! Todo aullido, todo humo! Tenemos que llegar a la definitiva que es octubre dice radio ECO. Y hay mucha gente que gana plata con la campaña, los que hacen avisos, chivos, publicidad, pero nosotros seguimos pobres, el periodismo es la forma más entretenida de ser pobres, contesta Zuleta. Ante un cambio de actitud en la relación Macri-AF, le pregunta radio ECO, Zuleta responde que no creo en la subjetividad lo que creo es que ellos son fieles a los objetivos que tienen; que uno es gobernar y el otro ganarle las elecciones. Ya cumpliendo bien esa misión, que ya lo hicieron en las PASO, porque la verdad que en las PASO los dos cumplieron su objetivo, el peronismo unificarse y el gobierno mantener el voto que lo ha elegido y cumplir con esa estrategia. Y lo que están haciendo ahora es obvio, cómo no se van a pelear. Es lógico que se van a pelear con posiciones encontradas no van a ser amigos nunca ni acá ni en la China! Gran Bretaña acaba de disolver el Parlamento, España hace un año que no puede formar gobierno, Italia está también en problemas, o sea los problemas de gobernabilidad de denuncia entre el oficialismo y la oposición están en todo el mundo, esto no nos debe sorprender, ni menos nos debe sorprender la estabilidad del voto en la Argentina.
Ustedes estaban hablando del Centro del Diseño y yo estaba escuchando hace un rato. Uds conocen algún gobierno que haya hecho más por la Comuna 4 Barracas-Boca-Patricios que Macri y Rodriguez Larreta? -pregunta Zuleta. No absolutamente, responde radio ECO. Fijate que van a las PASO del 11 de agosto y AF le gana a Macri por 10 puntos y Lammens a Rodriguez Larreta por 6 puntos. Quiere decir que la gente no vota por el bolsillo, ese es otro prejuicio falso ni por el clientelismo, porque al que más le puso no lo vota, la gente vota por política, el peronista vota por peronista y los que no lo son votan por Juntos por el Cambio como en el 2015 a pesar de la economía y los de AF votan por peronistas, massistas y tipos que no lo pueden ver a AF. Le preguntan por las otras alternativas. Hay que esperar lo de Lavagna, dice Zuleta. Puede ser sorpresa. Y que este tipo sacó 8 puntos es un milagro para los que creeen en milagros, porque sin nada, sin fiscal, ni apoderado, sin nada, sacó casi un cuarto como Macri. En octubre van por la legislativa aparte de la presidencial. La legislativa va a arrastrar, va a ser el músculo de la elección de Octubre para el oficialismo y la oposición.


Carta de un turista en el New York Times: "Despierta Argentina, ustedes son mejores que una república bananera corrupta"
José María González para periodicotribuna.com.ar
29/08/2019


John C. Broome, un lector de diario The New York Times, uno de los mejores del mundo, publicó una carta que se viralizó en las redes sociales. El hombre, de Fresno, California, envió la misiva en 2009 al medio, con una profunda reflexión que podríamos tomar todos los argentinos. Sin embargo, se hizo viral en estos días. Se titula "Despierta Argentina", y allí Broome habla de las maravillas que conoció en nuestro país, y las profundas desigualdades en las que vivimos. Aunque tenga algunos años, esta carta sigue más vigente que nunca. La carta completa:
Viendo su capital con sus calles empedradas, sus magníficos bulevares, sus majestuosos parques con profusión de estatuas y kilómetros tras kilómetros de enormes edificios, comprendemos que puede competir con cualquier ciudad del mundo. Podemos ver que tienen un magnífico país, con lugares naturales únicos e irrepetibles. Sus hombres son cordiales, amigables, elegantes y cuentan con mucha gracia. Sus mujeres son bellas y elegantes. Herencia de un pasado lleno de glamour y excelente educación, que parecen perdidos. Sus vinos, sus carnes, sus pieles, sus granos, sus postres, son todos de primera calidad. Sus jugadores de fútbol, basket, rugby, tenis, etc, sus gimnastas, nadadores, pilotos de coches y motos, y sus polistas son de primera magnitud. Psicólogos, médicos, arquitectos, ingenieros, publicistas, vendedores etc, de los mejores del mundo. Escritores, cineastas y artistas de prestigio internacional. Su historia y su cultura podrían ser estudiadas por otros pueblos y tomadas como ejemplo. ¡Despierta Argentina! ¿Dónde está la confianza en tí mismo? ¿Adónde se ha ido? ¿Dónde está la multitud de turistas participando de lo que ustedes pueden ofrecer y dejando sus dineros para ayudar a su economía? La posibilidad está en todas partes. ¿Por qué no en Argentina? ¿Dónde están sus vinos, sus carnes y sus artículos de cuero en EE.UU. y otros mercados del mundo? ¡No los encuentro! ¡Artículos chilenos SI!, pero ¿Argentinos NO? ¿Por qué? ¡Despierta Argentina! Sepan vender lo que pueden ofrecer, sean prósperos como lo fueron en el pasado. Limpien sus calles y borren sus graffitis. Muéstrenle a sus turistas realmente cómo son. Ustedes tienen que ser mejores que la corrupción. El funcionario que roba del dinero público debe ser considerado un delincuente común. Métanlo preso, está matando su economía y robándole su orgullo como país. Exijan que las cuentas Públicas sean Públicas a través de Internet, y la corrupción y los corruptos se irán a sus casas al ver que la política no es el ámbito para robar. ¡Despierta Argentina! Ustedes son mejores que una república bananera corrupta. Yo he tenido el privilegio de permanecer mucho tiempo en Argentina. Amo Argentina y quiero a los argentinos. ¡Despierta Argentina! Compartan con el mundo lo que ustedes realmente son. Compartan lo que han compartido conmigo. ¡Despierta Argentina ? Por favor!!!


Miguel Ángel Pichetto aseguró que el Frente de Todos le pidió al FMI que no desembolse los USD 5.400 millones
El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio apuntó contra "gente muy cercana a Alberto Fernández". Descartó un posible adelantamiento de las elecciones presidenciales
Infobae
28-08-2019


Miguel Ángel Pichetto, compañero de fórmula de Mauricio Macri, aseguró que el opositor Frente de Todos le pidió al Fondo Monetario Internacional que no gire los últimos 5.400 millones de dólares del préstamo acordado con el Gobierno. "Hay actores muy cercanos a Alberto Fernández que le han aconsejado al FMI no hacer el desembolso, cuando éste estaba programado", denunció el senador, aunque evitó poner nombres propios.
"No voy a dar nombres, pero gente muy cercana a Alberto Fernández habló con acreedores y bonistas, con instituciones bancarias de Nueva York, y han aconsejado, o se han mantenido en silencio, ante la pregunta de si era conveniente hacer la remisión de los fondos", agregó en diálogo con la periodista María O' Donnell, en Metro.
Para Pichetto, "hay dos visiones", una "moderada expresada por el Presidente" y otra "de que hay que prender fuego todo y tiene actitudes de ruptura", que está representada por Fernández. Según su visión, estas actitudes del candidato opositor inciden de manera negativa en los mercados e "impactarán en el bolsillo de los argentinos".
Por otro lado, descartó de plano la posibilidad de adelantar las elecciones presidenciales programadas para el próximo 27 de octubre. "De ninguna manera se adelantarán las elecciones. No estamos en una transición, acá lo que hubo fue una elección primaria. Hay que dejar de agitar los demonios, dejar de hablar de transición, ya que hay un gobierno que está gobernando", remarcó.
En esa línea, Pichetto opinó que "no corresponde adelantar las elecciones", ya que "hay plazos constitucionales y una agenda electoral". Al respecto pidió "responsabilidad a la hora de comunicar" y ser respetuosos de los tiempos establecidos "por la ley y la Constitución".
En tanto, y si bien no forma parte formalmente del Gobierno, el senador rionegrino consideró necesario que la Casa Rosada "tome medidas para darle estabilidad al esquema económico". "El Gobierno sabe que está solo y es su responsabilidad en este tema y tendrá que tomar medidas para estabilizar el dólar. Tiene además que gestionar y gobernar, y tiene que comunicar. Los ministros tienen que salir a hablar. Hay que parecer muy firme en este escenario", agregó.
Y concluyó: "Seguramente el Presidente y su equipo estarán evaluando. Cuando estén decididos lo anunciarán. Estoy convencido de que deben tomarse medidas para dar estabilidad al esquema económico, que no se fuguen divisas y estabilizar el dólar. Estimo que en pocas horas o días habrá definiciones claras respecto al rumbo económico. Hay que hacer enunciados que tengan una mirada de mediano o largo plazo".


Las oscilaciones de Alberto Fernández
Joaquin Morales Solá para La Nación
28-08-2019


¿Quién le hizo decir al FMI lo que no dijo? ¿Quién puso en palabras de sus funcionarios la necesidad de un adelantamiento electoral? Las respuestas son importantes porque revelarían si existe la intención política del peronismo kirchnerista de que Mauricio Macri termine cuanto antes su mandato. La intención de que a otro presidente no peronista le sea imposible concluir íntegramente su mandato.
¿Por qué Alberto Fernández distribuyó un duro documento en el que culpó a Macri y al propio Fondo de la crisis económica? ¿Quiere, acaso, que el organismo multilateral no desembolse los cruciales 5400 millones de dólares que deberían llegar al país a mediados de septiembre? Si esa decisión del Fondo sucediera, la economía argentina entraría nuevamente en un fárrago crítico (dólar, riesgo país, destrucción de riqueza nacional) insoportable para la sociedad, no solo para los candidatos. Está faltando la conciencia de que son los argentinos los que sufren cuando la política trastabilla. Ayer, el Banco Central debió vender 302 millones de dólares para frenar la escalada de la moneda norteamericana, además de los 60 millones que subasta por encargo del Tesoro. Son dólares perdidos hasta para el propio Alberto Fernández si le tocara acceder al poder.
Alberto Fernández oscila permanentemente entre la moderación y la inmoderación. Es un candidato que está convencido de que tiene la presidencia a la vuelta de la esquina. Cualquier supuesto escollo para llegar a ese objetivo borra los mensajes moderados y los convierte en misiles decididos a dinamitar la pax cambiaria y financiera, que es extremadamente frágil. El duro documento del lunes es un virtual pedido al Fondo Monetario para que no autorice el desembolso de septiembre. Como abogado que es, le recuerda al organismo que está violando su propio estatuto cuando envía dólares que luego sirven para la salida de capitales. Puede ser que gran parte de esos dólares del FMI sirvan para la salida de capitales, pero lo cierto es que estamos ante un sistema de libertad en el mercado cambiario y que las reservas sirven también, aunque no exclusivamente, para frenar el alza del dólar. Cuando el Banco Central vende dólares para atenuar una tendencia en alza del precio de la moneda norteamericana, mucho de los que compran dólares posiblemente los saquen del país.
Si la cifra que escribió Alberto Fernández en su documento, unos 36.000 millones de dólares, es cierta -o no- queda para la discusión de los economistas. Otra parte de las reservas sirve para pagar deuda. Por eso es importante el desembolso previsto para el inminente septiembre. "Estamos con lo justo", dijo un funcionario, pero un interlocutor lo corrigió: "Con menos de lo justo". El funcionario aceptó. La primera precisión que debe hacerse es que la misión que trabaja actualmente en la Argentina es institucional y política. Vinieron solo los dos grandes jefes del área que analiza el país: el argentino Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo, y el italiano Roberto Cardarelli, jefe de la sección argentina. La Argentina es el país con el crédito más grande que concedió el organismo. No se trata, por lo tanto, de una misión de revisión del cumplimiento del acuerdo, porque ese trabajo lo hacen funcionarios de menor jerarquía que no están aquí.
Puede suponerse que estos llegarán al país una vez que Werner y Cardarelli aprueben la consistencia política del acuerdo, si es que la aprueban. Solo después de la aprobación política, y de la técnica posterior, el directorio del organismo decidirá si envía los 5400 millones de dólares a la Argentina. ¿Habrá tiempo para hacer todo eso hasta fines de septiembre? El gobierno de Macri cumplió sobradamente con el compromiso del superávit hasta el tercer trimestre, que es lo que se analizará. El problema del acuerdo es el desfase que existe entre el país que imaginaban y el que realmente es ahora. Alberto Fernández tiene razón cuando cuestiona esa parte del acuerdo con el Fondo.
Tiene razón en lo que dice, pero ¿era el momento de decirlo? Desde luego que no. Mucho menos era el momento de reclamarle al Fondo que no envíe más recursos a Macri, como lo hizo implícitamente. Desde la desestabilización de Menem a Alfonsín, en 1989, pasaron 30 años. El mundo cambió. Los mercados reaccionan más rápidamente y la información llega con la velocidad de la luz. Un traspié de la economía podría ser ahora un peso más en la mochila de Alberto Fernández. Ese documento estuvo redactado, en realidad, antes del encuentro del candidato peronista con el Fondo.
En la reunión con los directivos del Fondo, Alberto Fernández fue mucho más moderado, aunque les precisó una condición que también es cierta: "Soy tan candidato como Espert. No tengo otro rango. No puedo hacer cosas para las que no estoy institucionalmente habilitado". Y agregó algo más: "Hablaré con ustedes y trataré de llevarme bien desde el 28 de octubre (el día después de las elecciones en serio), cuando sea presidente electo, y también después del 10 de diciembre, si es que soy presidente. Mientras tanto, la responsabilidad es del actual gobierno". Su problema es la cacofonía periodística, cercana al kirchnerismo, que posteriormente le atribuyó al Fondo la preocupación por el supuesto "vacío de poder" y un pedido para que se adelantaran las elecciones. El Fondo desmintió esas versiones tajantemente. Tiene razón. Nunca existieron esa inquietud ni ese reclamo. Lo que sí expresaron los funcionarios del Fondo es su preocupación por la incertidumbre electoral. Señalaron que nunca vieron una situación como la argentina, donde hay un candidato que ganó una elección presidencial, pero que no es presidente electo, y donde gobierna un presidente que perdió la elección, pero que no está definitivamente derrotado. Punto.
Todo lo demás son deducciones políticas surgidas de una preocupación genuina que, como sucede solo en rarísimas oportunidades, hacen coincidir al Fondo con los propios argentinos. ¿Qué argentino no está preocupado por una incertidumbre electoral que puede durar hasta tres meses más? Aquellas voces periodísticas con terminales en el kirchnerismo sí existieron. ¿Pusieron en boca del Fondo lo que ellos quieren, que es un adelantamiento electoral? ¿Hay una operación en marcha para desestabilizar a Macri y mandarlo a su casa antes de tiempo? La suspicacia y la conspiración supuesta son las compañeras infaltables de la política. La llegada de una misión del Fondo más política que técnica señala que la autorización del desembolso de más de 5000 millones de dólares ya estaba en discusión antes del encuentro con Alberto Fernández. El documento del candidato peronista le agregó un dato más para esa discusión (y un argumento adicional a los escépticos) que hace vacilar el desembolso. Sea lo que sea formalmente, Alberto Fernández no puede ignorar que su papel en la política argentina no es el mismo que el de Espert, para usar su propia comparación. Una palabra suya, solo un gesto, les dice mucho a los mercados, al Fondo y a los propios argentinos.
Alberto olvidó, incluso, una vieja premisa: "Nunca hay que enojarse con el banquero". Ni siquiera lo hizo Néstor Kirchner cuando el país tenía deudas con el Fondo. Al contrario, invitaba a cenar a Olivos al entonces director general del organismo, el alemán Horst Köller, y nunca dejó de pagarle al ente. La Argentina nunca estuvo en default con el FMI. Solo después de que pagó toda la deuda, en 2006, el Fondo se convirtió en el centro de sus diatribas. Pero nunca retiró al país del organismo ni la Argentina abandonó la silla que le corresponde en su directorio. Pícaro, no sabía si algún día necesitaría de nuevo al banquero.
¿Por qué Alberto Fernández cambió el rumbo moderado que había elegido en las semanas posteriores a las elecciones del 11 de agosto? Alberto se regodeaba con un Macri deprimido, casi resignado a la derrota después del 11 de agosto. Pero el sábado último sucedió algo que no estaba en los planes de nadie. La Plaza de Mayo, y otras plazas del país, se llenó de simpatizantes del Presidente. No solo pedían la continuidad de Macri, sino también, y sobre todo, la vigencia del sistema de libertades y garantías. "Ahora saca pecho", se ofuscó un albertista que observaba a Macri. Para peor, en esas mismas horas, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, le pidió a Alberto que apoyara ante el Fondo el desembolso de los 5400 millones de dólares. "Sacan pecho y piden ayuda", agregaron los albertistas. El peronismo perdona traiciones y deserciones, pero nunca perdona que le saquen el dominio de la calle. Es un capital que hizo propio desde 1945. Cuando cambia el dueño del espacio público, aunque sea solo por un instante, los otros intereses pierden sentido. Nada tiene más valor que esa pérdida, aunque sea breve y fugaz. ¿Cómo pedirle al Fondo que entienda la Argentina, si una manifestación pacífica (y política, sin duda) pudo más que la tranquilidad económica y social durante los próximos tres meses? Los funcionarios del Fondo regresarán a Washington más confundidos que cuando llegaron a una Argentina inexplicable.


No hay que entregar octubre
Alberto Asseff para La Prensa
13-08-2019


Parte de la clase media y los sectores más humildes han castigado fuerte al gobierno ayer. Ante esta realidad, existe una opción para el presidente: o prepara la transición o se apronta para dar batalla electoral en octubre. La peor y más decisiva derrota se configura cuando uno se entrega de antemano. Las primarias fueron una costosa encuesta. Ahora hay dos meses largos para trabajar intentando revertir el escenario. Harto difícil, ciertamente. Pero no imposible. Una peculiaridad de las sociedades es su mutación. Nada es estático. Lo primero que debe hacerse es política. Más y mejor política. Convocarlo a Lavagna, a Gomez Centurion, a Espert y al propio Fernández para decirles que es necesario tranquilizar la economía y que Juntos deben dar buenas señales. Los votantes castigantes no quieren que la Argentina se autoflagele. Quieren si una economía que retome el crecimiento. Si el gobierno le dice a sus contendientes y a toda la nación que pretende eso mismo y que lo desea ya y por eso convoca a todos, el balón se pone en juego de inmediato y todos los actores políticos pasan a ser corresponsables. Precisamente lo contrario de lo que busca Fernández quien ayer a la mañana se desligó aduciendo que "es el gobierno quien debe asumir su responsabilidad en esta transición". Da toda la sensación que Fernández apuesta a una hiperinflacion que opere como doble factor: ajuste para no tener que hacerlo el y debacle electoral del oficialismo para que octubre sea una catástrofe para el presidente y una victoria para el exoperador político devenido en inesperado líder. Quiere algo parecido al final de Alfonsin.

DAR BATALLA

¿Tiene Macri que cambiar algunos ministros? No necesariamente, pero si debe dar intensas e inequívocas señales de que está resuelto a dar combate y a ganarlo. Tejer y tejer. Hay que ensanchar el paño propio. Debe asegurarse el voto de quienes enarbolan valores como la vida -más allá del respeto que la coalición de gobierno mantiene por todas las posturas al respecto-, la gran familia militar y de seguridad, los investigadores y científicos, los emprendedores, los productores, la cultura -ambito donde no hay que dar la idea de que se está a la defensiva. La clase media está harta de piquetes y vagos. Algo debe hacerse en esta materia formulando con claridad que el orden social es la única garantía de progreso. El Gobierno debe minimizar discursivamente el respaldo evidente que brinda el mundo central y apostar a recuperar el apoyo interno. Inclusive de e decirlo con todas las letras: el primer capital que buscamos no es el externo sino el del ahorro nacional hace décadas fugado del circuito económico interno. Esa es la lluvia que queremos suscitar. La foránea sobrevendrá instantáneamente cuando se palpe esa corriente inversora vernácula. El énfasis hay que ponerlo en nuestras propias fuerzas, apelar emotivamente a ellas. Inclusive reconociendo que puede ser tardío, pero que siempre se está a tiempo de automejorarse.

UNA EPOPEYA

Hay dirigentes muy valiosos como Maria Eugenia Vidal que estamos seguros que pueden librar una epopeya. Que la gobernadora lo desafíe democráticamente a Kicillof a un debate sobre el futuro bonaerense donde lo interpele acerca de que hará con las mafias, con La Campora, con la impunidad, con el ánimo de revancha y venganza que alientan sus seguidores. El candidato a vicepresidente Pichetto debe hacer lo propio con Cristina. Hay que hacerla salir a hablar, a que se muestre tal cual es. La queremos en su genio y figura, contrastando con la visión de estadista del nuestro. El presidente está obligado legalmente a dos debates con Alberto Fernández. Pues que le proponga dos más, específicamente para abordar la corrupción, los juicios pendientes y la ostensible decisión de indultar de algún modo a los responsables. Y para tratar si la Argentina se volverá estatista y proteccionista o persistirá en la modernización de su sistema productivo, laboral e impositivo. En una palabra: hay que exigirle al contendiente para que esclarezca si lo suyo es mancia o si tiene una propuesta para crecer genuinamente. Debemos lograr que se definan.
No se puede estar a la defensiva en estos dos meses. Esa actitud agravaría la incertidumbre. Se necesita una batería de medidas y propuesta políticas. La economía es el flanco débil. Entonces hay que ir por el otro lado. Hay que convocar al peronismo republicano entero y a todos los liberales que de verdad creen en la libertad. Debe decírsele al país que si el Cambio triunfa el primer compromiso es sepultar la grieta. El segundo mandato será de Unidad Nacional. Este contrato social incluye una segunda gran cláusula: haremos realidad un Acuerdo de Estado para reducir la pobreza comenzando por revertir la tendencia a su agrandamiento en la franja joven de la Argentina. Si bien el voto tiene que ver con el bolsillo, las urnas son eminentemente una cuestión política. Política es la gran gesta que debe producirse en estos dos meses. Adiós a la segunda vuelta de noviembre. Ahora octubre es el balotaje.
Produzcamos el hecho memorable de revertir una encuesta que nos conmovió. Pero que no nos paralizó. Nada está perdido mientras exista voluntad de ganar. * Candidato a diputado por Juntos por el Cambio.
Maria Josefina Ramos es traductora pública de Inglés y periodista.

Su trayectoria periodística abarca el período 1970-1985, como analista política y cronista parlamentaria desde el Congreso Nacional para varias radioemisoras del interior del país y también para el vespertino La Razón.

En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas para cubrir la XXXI Asamblea General de la ONU.

Es creadora y directora de Plataforma Cero.