Plataforma Cero
Publicación Mensual
Año 15 | Número 175 ENE 2018

Hola amigos!

 

Hemos dejado atrás un año que culminó con un triunfo electoral amplio de Cambiemos en octubre y un cobarde ataque a la estabilidad de la democracia lograda en las urnas con el intento en diciembre de voltear al gobierno nacional, protagonizado por varios grupos armados con piedras y baldosas y monitoreados desde la misma Cámara de Diputados de la Nación, bajo pretexto de que se hallaban en contra del tratamiento de la reforma previsional. 

 

La gradualidad que el Gobierno de Macri se ha impuesto para enderezar la Argentina desvastada por los delincuentes que nos gobernaron hasta el 2015, necesita –entre otros insoslayables cambios-,   un inmediato reajuste de las leyes obsoletas que protegen a los delincuentes como parece empezar a entenderse luego de que liberaron a los sediciosos que atacaron e hirieron a 80 policías y un fiscal pidió que siguieran detenidos.

 

Algunas promesas del Gobierno en campaña siguen sin cumplirse. La defensa de la vida es una, que se le está escapando por varios resquicios que aprovechan las mafias pro abortistas para instalar el aborto legalizado y las nefastas y antinaturales políticas de género  en la Argentina. Esto comprende a  los ancianos presos políticos de los 70 sin condena muchos y otros enfermos, que han sido trasladados a la prisión domiciliaria. Pero no se han revisado sus condenas decretadas por tribunales civiles prevaricadores. Dónde están los DDHH?..

 

Macri en campaña habló de "terminar con el curro de los DDHH", pero no lo hizo. Y lanzó un plan fiel al kirchnerismo para seguir con la farsa  de los DDHH y los ataques a la vida y a la familia, tal como nos informan CitizenGo y Notivida. Macri parece estar preso entre el progresismo heredado de los K, que sigue manteniendo, como por el temor de que las Madres de Plaza de Mayo y sus compinches le caigan encima junto con los violentos grupos de izquierda que se presentan enmascarados con palos, tiran piedras y cortan calles céntricas, como ya hemos visto.

 

No podemos tolerar a una minoría violenta. Quizás, cuando Cambiemos pueda avanzar con más legisladores propios, esto se termine.  Pero falta para eso. Mientras el Gobierno de Cambiemos no tenga mayoría parlamentaria, por más que sus votantes le den todo el poder en las urnas, no alcanza en el Congreso para tomar las decisiones de fondo. Y las leyes se hacen allí.

 

Este es el mismo caso de Sebastián Piñera en Chile, que ha resultado presidente electo en los últimos comicios, pero no cuenta con mayoría en las Cámaras Legislativas, por lo tanto, deberá abstenerse de barrer con las leyes sociales impuestas por su antecesora Bachelet, entre ellas el aborto legalizado. 

 

Pueden ver mucho más en las notas de esta edición de enero. 

 

Feliz 2018 para todos!

 

 

Piñera gana claramente en Chile pero no tendrá mayoría: no tocará la ingeniería social de Bachelet

REL

18-12-2017

 

Este domingo se celebraron en Chile la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y contra lo que pronosticaban las encuestas finalmente el nuevo presidente del país andino será Sebastián Piñera, que ya dirigió el país entre 2010 y 2014, antes de que Michelle Bachelet se hiciera con el poder.

 

En las elecciones Piñera ganó con claridad al izquierdista Alejandro Guillier, asiduo a la lógica masónica Pedro Castelblanco Agüero, y que pretendía heredera el programa ideológico de la anterior presidenta donde el aborto y la ideología de género eran cuestiones prioritarias.

 

Desmovilización de la izquierda
Guillier había recibido el apoyo para esta segunda vuelta de todos los partidos de izquierda, desde el ala socialdemócrata hasta los comunistas. Sin embargo, muchos de estos votantes decidieron quedarse en casa

 

La clave, según los analistas chilenos, es que Piñera ha conseguido movilizar mejor a los votantes  de la derecha chilena, incluyendo  el de los partidarios del candidato José Antonio Kast, que en la primera ronda recibió el 8% de los votos, y que se presentó con el programa más provida y profamilia de todos los candidatos.

 

Piñera no tocará las leyes más polémicas

 

A Piñera le faltan dos escaños para la mayoría absoluta por lo que tendrá que pactar para sacar adelante sus propuestas. En campaña no hizo muchos esfuerzos en prometer dar marcha atrás con la nueva ley del aborto de Bachelet ni con la ideología de género que se va imponiendo.

 

Y a tenor de su falta de mayoría, los analistas consideran que no tocará muchas de estas leyes sino que más bien se pondrá de perfil ante ellas aunque se presente como provida y profamilia.

 

 

La Casa Blanca despacho del secretario de prensa

6 de diciembre de 2017

Enviado desde la oficina de prensa de la Casa Blanca a PlataformaCero  y traducido por Maria Josefina Ramos.

 

Declaración del presidente Trump sobre Jerusalén

Sala de recepción diplomática.

 

EL PRESIDENTE: Gracias. Cuando asumí la presidencia prometí mirar los desafíos del mundo con ojos abiertos y nuevas ideas. No podemos resolver nuestros problemas haciendo las mismas fracasadas suposiciones y repitiendo las mismas fracasadas estrategias del pasado. Viejos desafíos requieren nuevos enfoques.

Mi anuncio de hoy marca el comienzo de un nuevo enfoque al conflicto entre Israel y los palestinos.

 

En 1995, el Congreso aprobó la ley de la Embajada de Jerusalén urgiendo al gobierno federal a reubicar la embajada americana en Jerusalén y a reconocer que esa ciudad -y de suma importancia-, es la capital de Israel. Esta ley fue aprobada por el Congreso por una abrumadora mayoría bipartidaria y fue confirmada por el voto unánime del Senado hace sólo seis meses.

Por eso durante 20 años cada presidente americano ha ejercido la exención de la ley rehusándose a trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén o a reconocer a Jerusalén como la ciudad capital de Israel.

Los presidentes emitieron estas exenciones en la creencia de que al demorar el reconocimiento de Jerusalén avanzaría la causa de la paz. Algunos dicen que les faltó coraje pero ellos hicieron lo mejor posible basándose en los hechos como ellos los entendieron en ese momento. Sin embargo quedó el registro.

 

Después de más de dos décadas de exenciones no estamos más cerca de un convenio de paz duradero entre Israel y los palestinos. Sería tonto asumir que al repetir la misma fórmula exacta ahora produzca un resultado diferente o mejor.

 

Por lo tanto he determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel.

Si bien presidentes anteriores han hecho de esto una gran promesa de campaña no la cumplieron. Hoy, yo la estoy cumpliendo. He considerado que este curso de acción sea el más beneficioso para los intereses de los Estados Unidos de América y  la obtención de la paz entre Israel y los palestinos. Esto es un paso largamente postergado para avanzar el proceso de paz y trabajar así hacia un acuerdo duradero.

Israel es una nación soberana con el derecho como otra nación soberana de determinar su propia capital. Reconocer esto como un hecho es condición necesaria para lograr la paz.

 

Hace 70 años atrás que los Estados Unidos bajo la presidencia de Truman, reconocieron al estado de Israel. Desde entonces Israel ha radicado su capital en la ciudad de Jerusalén -la capital que los judíos establecieron en tiempos antiguos. Hoy, Jerusalén es el asiento del moderno gobierno israelí. Es la sede del parlamento israelí , el Knesset, así como de la Suprema Corte israelí. Es la sede de la residencia oficial del Primer Ministro y el Presidente.  Es la sede de muchos ministerios gubernamentales.

 

Durante décadas presidentes visitantes americanos, secretarios de Estado y líderes militares, se han reunido  con sus contrapartes israelíes en Jerusalén, como hice yo en mi viaje a Israel a principios de año. Jerusalén no es sólo el corazón de tres grandes religiones, sino ahora también es el corazón de una de las más exitosas democracias del mundo

 

Durante las últimas siete décadas los israelíes han construido un país donde donde judíos, musulmanes y cristianos, y gente de todas las religiones son libres, tienen libertad de vivir y profesar su fe de acuerdo a su conciencia y  a sus creencias. Jerusalén es hoy y debe seguir siendo un lugar donde los judíos recen en el Muro de los Lamentos, donde los cristianos caminen las estaciones de la Cruz y donde los  musulmanes profesen su fe en la Mezquita Al-Aqsa. Sin embargo a través de estos años, los presidentes que representan los Estados Unidos se han negado oficialmente a reconocer Jerusalén como la capital de Israel. Esto no es nada más, o menos, que un reconocimiento de la realidad. Es también hacer lo correcto. Es algo que tiene que hacerse.

 

Por eso es que, consistente con la Ley de Embajada de Jerusalen, estoy también ordenando al Departamento de Estado para que comiencen los preparativos para trasladar la embajada americana de Tel Aviv a Jerusalén. Esto inmediatamente inicia el proceso de contratar arquitectos, ingenieros y proyectistas, para que una nueva embajada, cuando esté finalizada, sea un magnífico tributo a la paz.

 

Al hacer estos anuncios, también quiero dejar un tema muy en claro: Esta decisión no está destinada, de ninguna manera, a reflejar la salida de nuestro firme compromiso que facilite un acuerdo de paz duradero. Queremos un acuerdo que sea una buena negociación para los israelíes y una gran negociación para los palestinos. No estamos tomando partido por ninguno de los temas definitivos, que incluyen las fronteras específicas de la soberanía israelí en Jerusalen, o la resolución de fronteras impugnadas. Esas cuestiones están por encima de las partes involucradas.

 

Los Estados Unidos siguen profundamente comprometidos a ayudar a facilitar un acuerdo de paz que sea aceptable para ambas partes. Me propongo hacer todo lo que sea posible de mi parte para ayudar a fortalecer tal acuerdo,  Sin duda, Jerusalén es uno de los más sensibles temas en esas conversaciones. Estados Unidos apoya una solución de dos estados, si se acuerda por ambas partes. Mientras tanto,  convoco a todas las partes a que se mantenga el status quo en los lugares santos de Jerusalen, incluso el Monte del Templo tambien conocido como Haram al-Sharif.

 

Por encima de todo, nuestra mayor esperanza es de paz, el anhelo universal de cada alma humana. Con la medida de hoy, reafirmo el compromiso largamente sostenido de mi administración por un futuro de paz y seguridad para la región. Por cierto habrá desacuerdo y disenso con respecto a este anuncio.  Pero confiamos en que al final, a medida que trabajemos  estos desacuerdos, llegaremos a una paz y a un lugar mucho mayor  en entendimiento y cooperación. Confiados que al final como que trabajemos con estos acuerdos hemos a una a un y aún lugar mucho más importantes  en  entendimiento y  comprensión..

Esta ciudad sagrada debe reflejar lo mejor en la humanidad levantando nuestra vista a todo lo que sea posible no tirándonos hacia atrás y hacia abajo, a las viejas disputas totalmente predecibles. La paz nunca está más allá de los que desean alcanzarla. Por lo tanto hoy llamamos a la calma, la moderación y para que permanezcan las voces de tolerancia sobre los agitadores del odio. Nuestros niños deben heredar nuestro amor, no nuestros conflictos.

 

Repito el mensaje que pronuncié en el encuentro extraordinariamente histórico en Arabia Saudíta a principios de este año. Su gente es brillante, orgullosa y diversa, vibrante y fuerte. Pero el increíble futuro que aguarda a esta región está acorralado por derramamiento de sangre, ignorancia y terror.  El vicepresidente Pence viajará a la región en los próximos días para reafirmar nuestro compromiso de trabajar con los aliados  en todo el Medio Oriente para derrotar el radicalismo que amenaza las esperanzas y los sueños de las futuras generaciones.

 

Es hora de que muchos que desean la paz, expulsen a los extremistas de sus medios. Es hora de que todas las naciones civilizadas y la gente responda al desacuerdo con debates razonables ---de no violencia. Y es hora de que las voces moderadas y jóvenes en Medio Oriente reclamen para ellos un futuro brillante y hermoso.

 

Por eso hoy volvamos a empeñarnos en un sendero de mutuo entendimiento y respeto. Volvamos a examinar las viejas suposiciones y abramos nuestros corazones y mentes a lo posible y a las posibilidades. Y finalmente, pido a los líderes de la región -políticos y religiosos israelíes y palestinos judíos y cristianos y musulmanes -, que se unan a nosotros en la noble búsqueda de la paz duradera.

 

Gracias .Dios los bendiga Dios bendiga Israel Dios bendiga a los palestinos y Dios bendiga a los Estados Unidos muchísimas gracias. Gracias.

 

 

Mobarak Haidar: "Los musulmanes del mundo no tienen bases religiosas para gobernar Jerusalén"

Rel

Wiederholen

14-12-2017

 

Luego del reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por Trump, el historiador pakistaní Mobarak Haidar escribe: "Los musulmanes del mundo no tienen bases religiosas para gobernar Jerusalén"

 

Luego que el Presidente estadounidense Donald Trump reconociera Jerusalén como la capital de Israel, el 6 de diciembre, 2017 Mobarak Haidar (arriba), reconocido historiador pakistaní y autor de múltiples libros, escribió lo siguiente en su página Facebook. [1]
 

"Jerusalén y los reclamos musulmanes"

 

"El Sagrado Corán habló de la mezquita Al-Aqsa cuando no era una 'mezquita' en el propio sentido islámico. Era un lugar sagrado debido a los profetas de Israel, desde Moisés hasta Jesús. Fue el lugar sagrado de adoración para los judíos y cristianos. Obviamente, no había musulmanes en la ciudad de Jerusalén hasta la era de Emir-ul-Momineen Umar ibn Khattab… El Profeta [Mahoma] y sus seguidores rezaban con sus rostros hacia este templo sagrado judío-cristiano porque la Ka'aba (el centro actual del Hajj islámico) estaba repleto de ídolos. "Después de la 'Conquista de La Meca', a los musulmanes se les pidió que voltearan sus rostros hacia la Ka'aba y lejos de Jerusalén. Nunca han enfrentado su lealtad hacia Jerusalén después de tal suceso, durante los últimos 1400 años. Ningún musulmán fue a rezar en Jerusalén hasta que fue conquistado por el segundo califa [Umar ibn Khattab], aunque no hubo restricciones para los musulmanes. Ellos no van allí hoy día porque ya no era su centro.

 

"Los cristianos fueron amos de Jerusalén antes de que los musulmanes la conquistaran. Todavía es un lugar sagrado para los cristianos. Pero los cristianos no tienen disputa alguna por la propiedad de la ciudad. Es su derecho religioso visitar la ciudad santa y los judíos no los detienen. Los musulmanes también deberían tener los mismos derechos religiosos y de hecho poseen esos derechos, los judíos no los detienen. Los musulmanes del mundo, por lo tanto, no tienen base religiosa para gobernar Jerusalén. La mayoría de los musulmanes ni siquiera han deseado visitarla. Jerusalén: en cuanto al reclamo político, solo los palestinos pueden hacerlo y solo ellos deberían negociar.

 

"No puede ser un reclamo colectivo musulmán. Los árabes Quraishi fueron los amos de Jerusalén durante una época. Luego los mamelucos, siendo estos reyes musulmanes, tomaron el poder. Los turcos llegaron después de ellos. Los cristianos colonialistas fueron los últimos gobernantes políticos. Es interesante notar que los musulmanes iraníes o los musulmanes del subcontinente hindú o del sudeste de Asia o de África nunca han sido sus amos. Solo pueden afirmar vínculos espirituales. "Los centros activos de fe musulmana no son otros que las Ciudades Sagradas de La Meca y Medina. Los iraníes nunca han controlado estos centros activos, pero están construyendo apasionadamente armas mortales y creando fuerzas yihadistas para conquistar o destruir a Israel. Es una política de hegemonía sectaria que no puede generan nada más que división y dolor".

 

 

Maria Josefina Ramos es traductora pública de Inglés y periodista.

Su trayectoria periodística abarca el período 1970-1985, como analista política y cronista parlamentaria desde el Congreso Nacional para varias radioemisoras del interior del país y también para el vespertino La Razón.

En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas para cubrir la XXXI Asamblea General de la ONU.

Es creadora y directora de Plataforma Cero.