Nuestro Creador
Publicación Mensual
Año 11 | Número 143 DIC 2018

¿Cómo es la esperanza cristiana? Es concreta y se parece a la embarazada que espera, dice el Papa
REL
23-10-2018


¿Cómo entender la esperanza cristiana? El Papa Francisco lo explicó comparándolo con la embarazada que espera a su bebé: ya lo conoce, lo siente, ve la ecografía, pero espera el encuentro pleno, cuando nazca, y crecer y vivir con él. Así lo explicó el Pontífice este martes 23 de octubre en la homilía de su misa matinal cotidiana en la Residencia Santa Marta.
"Ella se toca la barriga para acariciar a ese niño"
"Se me viene a la cabeza esa imagen de la mujer embarazada, la mujer que espera a un niño, que va al médico que le hace ver la ecografía y ¡está alegre. Todos los días se toca la barriga para acariciar a ese niño. Está a la espera del niño, vive esperando a ese hijo". Esa imagen "puede ayudarnos a comprender qué es la esperanza: vivir para el encuentro. Esa mujer imagina cómo serán los ojos del hijo, cómo será su sonrisa, si será rubio o moreno. Imagina el encuentro con el hijo". El Pontífice explicó que fe, esperanza y caridad son un mismo regalo. Al mismo tiempo, pusoel acento en que tanto la fe como la caridad son fáciles de comprender, "pero la esperanza, ¿qué es?", preguntó. "Vivir en esperanza es caminar hacia un premio, hacia la felicidad que no tenemos aquí pero que la tendremos allí, en el cielo. Es una virtud difícil de entender. Es una virtud humilde, muy humilde. Es una virtud que nunca decepciona: si tú esperas, nunca serás decepcionado. Nunca, nunca".


Una virtud de lo concreto: conocer a Jesús
La esperanza "también es una virtud concreta", señaló. Pero, "¿cómo puede ser concreta si yo no conozco el cielo o aquello que me espera?", planteó el Santo Padre. "Esa herencia nuestra que es la esperanza hacia algo…, es un encuentro. Jesús siempre subraya esta parte de la esperanza, ese mantenerse en espera…, encontrar". El Papa regresó a la imagen de la madre embarazada que imagina al hijo que va a nacer: "¿Espero así, de esa forma concreta, o espero un poco gnósticamente? La esperanza es concreta, es de todos los días porque es un encuentro. Y cada vez que encontramos a Jesús en la Eucaristía, en la oración, en el Evangelio, en los pobres, en la vida comunitaria, damos un paso hacia ese encuentro definitivo". Se trata de "la sabiduría de saber disfrutar de los pequeños encuentros de la vida con Jesús, preparando ese encuentro definitivo", concluyó el Papa.


Francisco: La vida no es tiempo para poseer sino para amar
ROME REPORTS
07-11-2018


La catequesis semanal de los miércoles comenzó con una sonrisa: la de estos pequeños que disfrutaron de una atracción de la que pocos pueden disfrutar, un paseo en papamóvil.
Francisco afrontó en la audiencia el séptimo mandamiento, "No robarás". Explicó que este mandamiento viene del desmedido afán de poseer.


FRANCISCO
"Muchas veces hemos oído lo que el pueblo de Dios dice: el diablo entra por los bolsillos. Primero viene el dinero, el amor al dinero, el afán de poseer. Después la vanidad: 'Oh, soy rico, presumo de ello'. Y al final viene el orgullo y la soberbia. Esta es la manera que tiene el diablo para influir en nosotros. Pero la puerta de entrada está en los bolsillos". Francisco explicó el profundo sentido del respeto por el otro que se esconde tras el séptimo mandamiento. Por eso denunció el afán desmedido de poseer que termina robando a otros bienes de primera necesidad. "La riqueza del mundo de hoy está en manos de las minorías, de pocos; y la pobreza, es más, la miseria y el sufrimiento, están en manos de muchos, de la mayoría. Nadie es patrón absoluto de los bienes. Es un administrador de los bienes". Francisco recordó a los ricos que la administración de sus riquezas debe estar marcada por una fuerte dimensión social y cerró su catequesis con un profundo mensaje: la vida no es tiempo para poseer, sino tiempo para amar.


Domingo XXXII: La solidaridad como deber
por Palabras para vivir
11-11-2018


"Estando Jesús sentado enfrente del cepillo del templo, observaba a la gente que iba echando dinero; muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales. Llamando a sus discípulos, les dijo: Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el cepillo más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir." (Mc 12, 41-44) . El ejemplo de la viuda que pone en la colecta poca cantidad pero que es todo lo que tiene, es un punto de referencia para nuestro comportamiento. Es, a la vez, un caso práctico sobre la unión entre el amor a Dios y el amor al prójimo. Y es que para nosotros, los cristianos, no se puede estar junto a Dios si no se está junto al hombre y, a la vez, cuando estamos junto a Dios estamos más fácilmente al servicio del hombre.
La solidaridad, la caridad, no es un asunto optativo para un seguidor de Cristo. No es algo que podamos hacer o dejar de hacer, sin que tenga consecuencia alguna el que se haga o no se haga. La caridad, el amor, es una obligación, es un deber. No podemos poner excusas para negarnos a amar. Podremos llevar a la práctica este mandamiento de una forma o de otra, y eso las circunstancias y el deber de nuestro estado nos lo indicarán. Pero en ningún caso podemos decir que hay circunstancias o problemas que nos impidan amar. Ni siquiera la pobreza -de tiempo o de dinero- es una excusa. Ahí está el ejemplo de la viuda y de su pequeña limosna. Todos tenemos algo que dar. Todos, incluso aquellos que también tienen que pedir, pueden dar algo a los que son más pobres que ellos o a los que, aunque sea de otra cosa, les necesitan.
Maria Josefina Ramos es traductora pública de Inglés y periodista.

Su trayectoria periodística abarca el período 1970-1985, como analista política y cronista parlamentaria desde el Congreso Nacional para varias radioemisoras del interior del país y también para el vespertino La Razón.

En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas para cubrir la XXXI Asamblea General de la ONU.

Es creadora y directora de Plataforma Cero.