Plataforma Cero
Publicación Mensual
Año 15 | Número 182 AGO 2018

La verdad, esto no puede estar pasándonos
V.CORDERO para LaPrensa.com.ar
25-07-2018


Hace unas semanas el rumor se convirtió en noticia y después todos opinaron y contaron incluso hasta las reuniones que parecían secretas: Marcelo Tinelli no descarta ser candidato en 2019. En estas horas la historia crece y ha despertado muchas inquietudes entre la oposición y el oficialismo. Ya repuesto de sus afecciones cardíacas, el asesor político de Cambiemos, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, se comunicó con los dirigentes oficialistas de mayor peso para trasmitirles el siguiente mensaje: "Hay que lograr que Marcelo Tinelli no sea el candidato de la oposición".


Casi con desesperación y urgencia, Durán Barba repitió esta advertencia a legisladores y miembros del Poder Ejecutivo que pertenecen a la alianza gobernante. Enterado de que el conductor coquetea con el peronismo federal, el coaching de Cambiemos encendió la alarma y pidió crear un operativo de contención sobre Tinelli, para frenar cualquier intento del peronismo de poner en marcha el "Tinelli 2019", como alternativa al candidato que no encuentran. Macri, Rodríguez Larreta, Diego Santilli son algunos de los que ya mantuvieron reuniones con el creador de "ShowMatch" sobre su introducción al mundo político por la puerta grande. Incluso el almuerzo en Olivos entre el matrimonio presidencial con Tinelli y Guillermina Valdés, trató de mantenerse oculto de la prensa y cuando se conoció desde la Casa Rosada aseguraron que era un encuentro entre viejos amigos.


Ahora ya se saben más cosas, por ejemplo que Marcelo se encuentra una vez por mes con Sergio Massa, que mantiene acercamientos con Facundo Manes y Francisco de Narváez. Hace un tiempo atrás también se reunió con el senador Miguel Angel Pichetto que ante este nuevo avance de la versión que lo candidatea dijo en estos días: "No hay que subestimar a nadie, mucho más en la dinámica política argentina. Como empresario tuvo éxito y tiene un nivel de popularidad importante. No lo subestimo".


Esta declaración puso nervioso al núcleo duro de Cambiemos que intentó poner en circulación el rumor del llamado "Plan C" que llevaría a Marcelo Tinelli como candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires. Si uno pregunta nadie le ofreció nada, nadie recibió propuestas, pero no hay dudas que Tinelli es un preciado tesoro que todavía no se sabe cuántos votos arrastra, aunque algunas encuestas que lo incluyeron muestran que su imagen positiva llega al 14,1 por ciento pero la negativa la supera con el 19,7. Y yo me pregunto si esto no será una "joda" de Tinelli, porque si seguimos ensayando con estos personajes, apaguemos la luz. Otras experiencias no han dado buenos resultados y es de desear que a nuestro país lo gobiernen líderes políticos solventes, preparados, estadistas si fuera posible, pero no, dicho con todo respeto, conductores de televisión por exitosos que sean.


Porque hoy es Tinelli pero si seguimos así, vamos a tener boletas con los nombres de Mirtha Legrand, Florencia de la V, Piñón Fijo o Marcelo Polino. ¿No podemos ser serios alguna vez? Ya sé que la Constitución habilita a cualquier ciudadano que reúna los requisitos básicos a ocupar la presidencia de la Nación, pero tendría que haber límites éticos, de razonabilidad, de sentido común. A mí Tinelli me parece un genio de la televisión, un tipo que consigue mantenerse como número uno en el rating año tras año y tiene una increíble capacidad de reinventarse, pero esto no lo habilita para aspirar a ser presidente, incluso creo (y espero) que sea un juego suyo para molestar a los políticos, y no tenga en verdad intenciones de participar y menos pretender ser presidente. Está claro que estamos condenados al fracaso, no tenemos arreglo y lo que es peor, a algunos compatriotas estas cosas le causan gracia.


Para el economista Miguel Broda, "el populismo puede volver en 2019"
El experto sostiene que el Presidente "subestimó la política macreeconómica" y fue "extraordinariamente optimista".
Perfil.com
24-07-2018


El economista Miguel Ángel Broda consideró el lunes en un reportaje que el presidente Mauricio Macri "subestimó la política macroeconómica" y fue "extraordinariamente optimista", y este contexto le da "chances al populismo de volver" en 2019. "Cuando termine el mandato, Macri no va a tener mejores indicadores que los cuatro años terribles del segundo período de Cristina Fernández de Kirchner", vaticinó Broda. Además, el economista precisó durante una entrevista con periodista Luis Novaresio para el programa Luis Novaresio Entrevista, emitido por A24 que el jefe de Estado "subestimó la política macroeconómica, que es terriblemente vengativa". Y completó: "Usted puede hacer el mejor hotel, tener el agua más cristalina, pero viene un tsunami y pasa todo por encima". No obstante, resaltó que el Gobierno logró avanzar "muchísimo en cuestiones que nos hacían raros y excepcionales". Ante esto, argumentó: "Ibamos a ser como Irán y Venezuela, pero ahora tratamos de integrarnos al mundo y salimos del default"


Se acerca Cristina a un eventual ballotage con Mauricio Macri


"El mundo le ha dado un cheque increíble al Presidente, porque los avances del populismo en el mundo son enormes y Macri le ganó a un populismo enorme", añadió. A su criterio, "es tan grande la ventaja de ir a una economía pro-mercado, que yo diría que en eso (el Gobierno) no me decepcionó. Pero en la política macroeconómica, sí". El economista advirtió que, frente a este panorama, "las expectativas de que volvamos a caer en el peronismo serían devastadoras para el financiamiento que Argentina necesita". "Macri fue extraordinariamente optimista y hoy tenemos que Cristina Kirchner sube en las encuestas. ¿Hay algo más triste para salir de la decadencia? No creo. Hoy tiene chances de volver el anticrecimiento económico, no integrarnos al mundo y no ser país normal", precisó Broda. Asimismo, concluyó en que hay mucha gente "decepcionada de un Presidente que nos iba a poner en la salida de la decadencia".


El análisis político y económico de los doctores Vicente Massot y Agustín Monteverde
Lo peor ya pasó?
25-07-2018


Por vez primera en décadas, todas las encuestas conocidas coinciden en una serie de puntos, a saber: la caída en la imagen de los principales protagonistas de la política nacional; la desconfianza mayoritaria que genera hoy la administración de Cambiemos; las pocas expectativas de la gente acerca de mejorar sus condiciones de vida el año próximo; el estancamiento del macrismo, en punto a la intención de voto, en torno a 35 % y, por último, el sostenido ascenso de Cristina Fernández que, en el supuesto de una segunda vuelta electoral, se ubicaría -apenas- seis o siete puntos debajo del oficialismo. Si las urnas hubiesen sido desempolvadas y estuviésemos a semanas de habilitar los cuartos oscuros a lo largo y ancho del país, los porcentajes antes apuntados significarían que la reelección de Mauricio Macri estaría asegurada. Pero faltan recorrer todavía quince meses hasta que se substancien los comicios presidenciales. Razón de más para analizar estos relevamientos con base en la siguiente pregunta: ¿lo peor ya pasó?


Véase que existe una diferencia substancial según se considere que la crisis cambiaria es cosa del pasado -sin por ello dejar de lado las consecuencias que, inevitablemente, se extenderán en el tiempo- o pensar, por el contrario, que la tormenta aun no desapareció y que puede hacerse presente, con mayor intensidad, en el semestre que acaba de comenzar o en el primer trimestre del año que viene. En la Casa Rosada consideran que se vislumbra la luz al final del túnel y, de cara a los comicios, la estrategia de campaña ha sido deli- neada en consonancia con esta certeza. La composición de lugar que hacen en Balcarce 50 se basa en dos factores que el presidente, su jefe de gabinete y su asesor estrella, dan por seguro: 1) que el peronismo tradicional no está en condiciones -atento a la proliferación de aspirantes anotados en sus filas y la poca musculatura electoral del conjunto- de alumbrar un candidato que llegue a octubre de 2019 con probabilidad de terciar en la disputa y 2) que la contrincante a vencer será la viuda de Kirchner.


A partir de la convicción de que, en términos económicos, la Argentina va a estar mejor en agosto del año por venir que ahora, imaginar a la ex–presidente en un ballotage resulta un escenario ideal para Cambiemos. Ello en virtud de que el crecimiento de la líder de Unidad Ciudadana es directamente proporcional a la capacidad de capitalizar el enojo, desazón, desconfianza o hartazgo -como prefiera llamárselo- suscitado en vastos segmentos de la sociedad, debido a la falta de resultados del gobierno. Si las desventuras tendiesen a desaparecer y dentro de quince meses la situación social fuese otra, quien aprovecharía el ciclo virtuoso no sería -precisamente- Cristina Fernández sino Macri.


Claro que no hay unanimidad sobre el tema. En tren de conjeturar, no son pocos los que piensan que lo peor no pasó -ni mucho menos- y entonces razonan de ma- nera distinta. Por de pronto, apuntan a un conjunto de factores externos a los cuales sería insensato no prestarles la atención que merecen. Los tiempos del dinero barato son historia y el ciclo presente es alcista. Además, la suba de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos no tiene marcha atrás, y la guerra comercial declarada por Washington, a expensas de Pekin y de buena parte de Europa, si bien es de final incierto puede perjudicar, en mayor medida, a las economías emergentes y subdesarrolladas que a las del primer mundo. Si de puertas para afuera los vientos no parecen sernos demasiado favorables, de puertas para adentro el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional obliga a un ajuste de proporciones, cuyos efec- tos beneficiosos -suponiendo que se cumpla a rajatabla lo acordado- difícilmente puedan apreciarse en toda su magnitud a la hora de votar.


En resumidas cuentas, creer que la crisis no tocó fondo y que no sólo 2018 sino también el año próximo serán de vacas flacas -o acaso famélicas- es dejar abierta la posibilidad a unos escenarios que hubiesen parecido disparatados.hace cuatro meses. Es cierto que nadie sabe cuál de las dos visiones merece más crédito -si la de Cambiemos o la de sus contrarios, en la materia. Pero, precisamente porque carece de sentido descali- ficar un razonamiento en virtud de que el mismo no nos gusta, el figurarse una nueva crisis financiera; la salida anticipada de Macri; la entronización de María Eugenia Vidal como candidata presidencial de la coalición gobernante, o el triunfo electoral de Cristina Kirchner, no son opiniones provocadoras. Con mejoras en el salario real, en el poder adquisitivo y una baja significa- tiva de la inflación, el actual jefe del estado será reelecto, la gobernadora de Buenos Aires lo acompañará en el cargo que ocupa hasta 2022, Cambiemos se consolidará como coalición y -sin prisa y sin pausa- renacerá la confianza perdida en el gobierno. Alguien podría contestar, no sin motivo: -¡Chocolate por la noticia! Sin embargo, no está escrito en ningún lado que esto vaya a suceder con fuerza de necesidad. Lo que pase de aquí en adelante depen- derá de la competencia del macrismo; de la buena voluntad de los mercados de deuda; del clima; de la paciencia de los argentinos al momento de soportar los rigores del ajuste; de las decisiones que adopte Cristina Fernández, y -sobre todo- de los resultados palpables, en el campo económico y social, que arroje la acción de gobierno.


Así como Macri no tiene opciones y, por lo tanto, está obligado a realizar una impopular tarea de ajuste, a la viuda de Kirchner le sobra tiempo. Carece de urgencias para decidir si será de la partida en las PASO de agosto del 2019 -algo que recién deci- dirá finalizado el primer trimestre del año venidero- y no hay competidores que se hallen en condiciones de hacerle sombra. La razón es sencilla: está posicionada en un lugar del cual nadie se halla en condiciones de desalojarla. Encarna la oposición frontal, sin miramientos ni cortapisas, al modelo macrista; y resultará tanto más beneficiada cuanto mayor sea el acento crítico que le ponga a su discurso. Mientras Urtubey y Massa -los candidatos con más posibilidades de encabezar la fórmula del PJ- hacen piruetas para cuestionar el ajuste y, al mismo tiempo, defender la gobernabilidad, Cristina Fernández se diferencia nítidamente de ellos. En medio de un contexto recesivo, la ex–presidente -sin por ahora levantar la voz ni salir a torear a sus enemigos- es considerada por todos -propios y extraños- la figura por excelencia del arco opositor. En silencio posee hoy una intención de voto envidiable. De momento, le alcanza para llegar al ballotage y perder. Sólo que, con la foto de hoy, es imposible hacer un pronóstico serio. Vale, eso sí, para poner de manifiesto qué tanto ha cambiado la situación, en tan poco tiempo.


La conferencia de prensa de Macri, una decisión destinada a revertir el pesimismo y el virtual desánimo de la gestión
Mariano Obarrio para La Nacion
19-07-2018


El objetivo de la conferencia de prensa de Mauricio Macri fue revertir el pesimismo y desánimo que se instaló en amplios sectores sociales y económicos, acompañado por la fuerte caída en la imagen de la figura del Presidente y la merma de la confianza en el futuro, registrada en las últimas encuestas que llegaron al Gobierno. Según pudo saber LA NACION, los estrategas de la Casa Rosada dejaron de interpretar esa caída como un fenómeno coyuntural. Y ahora la consideran "preocupante" para encarar con éxito la campaña por la reelección presidencial en 2019. Los equipos de encuestas y focus groups del asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba tienen miedo del temor social de las crisis cambiarias, el ajuste fiscal del Fondo Monetario Internacional ( FMI ) y la división por el debate sobre la despenalización del aborto. La conferencia de prensa de ayer buscó disipar esas dudas.


Mientras preparaban la sala de prensa de la residencia de Olivos, un funcionario nacional reveló a LA NACION que el presidente Macri tiene la certeza de que podrá equilibrar el dólar en 28 pesos en julio y que, a más tardar en septiembre, el presidente del Banco Central, Luis Caputo, podrá bajar las tasas de política monetaria de las Lebac, en línea con la inflación, más cerca del 30% que del 46,5% de ayer. Para neutralizar el pesimismo o la "mala onda", el jefe de Estado tenía la premisa de ir al encuentro con los periodistas con su mejor semblante, sonriente, con la situación bajo control. Pero sobreactuó el discurso de la "buena onda", que le dio resultado en campañas electorales, pero que en las crisis pueden volverse contraproducentes si no está fundado en hechos concretos. Sin anuncios a la vista, Macri quería exhibir que todavía tiene interés en responder preguntas en una conferencia de prensa, una forma de distinguirse del gobierno anterior. "La gente necesita saber qué opina el Presidente sobre todos los temas y transmitir confianza en el futuro", dicen a su lado. Por eso, ratificó que buscará un acuerdo fiscal con los gobernadores de la oposición para consensuar un proyecto de ley de presupuesto para 2019 con la meta de déficit fiscal de 1,3% del PBI, tal como se acordó con el FMI.


También buscó consolidar el optimismo deslindando responsabilidades de la crisis cambiaria en dos factores: la tormenta del mundo exterior y la pesada herencia recibida. Cero error de cálculo, pareció transmitir en su discurso. La campaña 2019, a toda vela. Sin embargo, admitió que ante esas tormentas el Gobierno debió arriar las velas, aunque casi cometió un acto fallido de decir "banderas". El plan era vender "futuro". Esa palabra estuvo en todo, tanto para prometer que se retomará el crecimiento, que bajará la inflación a un digito, que aumentarán las exportaciones de carne, las inversiones en Vaca Muerta la minería, la agricultura y las comunicaciones por Internet. La palabra "futuro" debía ser la estrella.


Para Cavallo, estos son los motivos de la "desconfianza" de los mercados hacia Argentina
El ex ministro de Economía publicó en su página web una propuesta al Gobierno para evitar la fuga de capitales y permitir que los ahorristas se dolaricen Perfil
03-07-2018


El ex ministro de Economía de Carlos Menem y Fernando de la Rúa, Domingo Cavallo, publicó en su página web los motivos por los que los mercados desconfían del país y fugan sus capitales al exterior. Además, desarrolló una alternativa para fomentar que los ahorristas puedan dolarizarse sin sacar el dinero del país. En primer lugar, Cavallo afirmó que la decisión de los argentinos de proteger el valor de sus ahorros a través de la dolarización "es no sólo la lógica consecuencia de las experiencias inflacionarias por las que han atravesado, sino que ayuda a que los argentinos todavía sigan ahorrando" y que "llegado un punto no hay tasa que alcance".


"Cuando el Gobierno trata de convencer a los ahorristas para que mantengan su dinero en pesos pagando altas tasas de interés en instrumentos financieros como las LEBAC u otras obligaciones en pesos del Banco Central o del Tesoro, llega un momento que no hay tasa suficiente que los convenza, porque sospechan que esa práctica llevará a una fuerte expansión monetaria y provocará una explosión devaluatoria e inflacionaria que terminará transformando a esas altas tasa nominales de interés en tasas reales fuertemente negativas", señaló.


Por otro lado, detalló que eso provoca que la gente se dolarice y se mantenga en billetes o los gire al exterior. "Es entonces cuando la dolarización de los ahorros se transforma en fuga de capitales. Eso es lo que está ocurriendo en este momento", argumentó. No obstante, aclaró que la dolarización de los argentinos puede no significar una fuga de capitales: "Una forma de facilitar la dolarización de los ahorros y retenerlos en el país es que el Banco Central pague a su vencimiento las LEBACs, reemplace por LELIQs o encajes remunerados a las que están en el activo de los bancos y el Tesoro emita LETEs a distintos plazos para absorber los pesos emitidos para pagar las LEBACs colocadas fuera del sistema bancario. De esa forma se brindará a los ahorristas argentinos la posibilidad de dolarizar sus activos financieros sin necesidad de que esos ahorros se fuguen al exterior o se mantengan como dólares atesorados en billetes".


Y agregó que será importante que "se aliente a los depositantes que quieran dolarizarse a que mantengan sus ahorros en caja de ahorro o depósitos a plazo fijo en dólares". "Si el Tesoro y el Banco Central manejan la oferta de activos financieros en dólares de esta forma, es posible que se revierta la fuga de capitales que está llevando a una sobrevaluación extrema del dólar y será factible que el Banco Central anuncie una política monetaria que utilice a la tasa de LELIQs y a la intervención reglada en el mercado cambiario como instrumentos para estabilizar el tipo de cambio y lograr una rápida desinflación", concluyó.


Carrió quiere recorrer el país con el lema: "Hay que bancar a Macri"
Se lo anticipó a diputados de Cambiemos. Y pedirá volver a la mesa chica de los lunes
LPO
02-07-2018


Elisa Carrió reunió a diputados de Cambiemos en su oficina de calle Rivadavia, frente al palacio del Congreso, y anticipó que participará en la campaña electoral de Mauricio Macri.


"Hay que ponerle el cuerpo a Cambiemos y al presidente", insistió ante sus pares. Estaban sólo los oficialistas que habían votado en contra del aborto y creían que se trataba de una noche de catarsis. La reunión, de hecho, iba a ser para los 9 lilitos que rechazaron la ley (sólo votó a favor Juan López), pero luego se anotaron varios del PRO y la UCR que permanecían en el grupo de whatsapp y querían verse. Pero Carrió sólo dedicó los últimos minutos a hablar del aborto y antes se ocupó de bancar a Macri. "Voy a estar recorriendo el país para sostener a Cambiemos. Hay que fortalecer al presidente", alentó.


Volvió con frases sobre "la recuperación de la república" y anticipó su retorno a la "mesa chica" del presidente, que se reúne los lunes y tiene de invitados a Marcos Peña, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Emilio Monzó. La chaqueña no quiso sumarse cuando fue invitada porque prefiere un diálogo mano a mano con Macri, pero pronto entendió que era mejor estar. Su última reunión con el presidente fue después de la sesión del aborto, cuando no la pasó bien. Llegó tarde, supo que sería aprobada y quiso hablar cuando se estaba por votar y Monzó no la dejó.


"La próxima rompo", amenazó antes de abandonar el recinto. El presidente le hizo saber su preocupación por la erosión en el bloque por este debate que aún persiste. De hecho, el enfrentamiento más duro lo tuvieron Nicolás Massot y Silvia Lospennato, jefe del bloque PRO y secretaria parlamentaria de Cambiemos, viejos amigos y soldados de Emilio Monzó. Este martes se verán las caras en la primera reunión de bloque a las 18.30 y Mario Negri deberá acercar posiciones. La paz puede romperse si el Senado reenvía el proyecto del aborto con cambios, como plantean los cordobeses y ya encuentran aliados. Carrió, dice, tratará de evitarlo.


Los consejos de Carrió para afrontar la crisis: quedarnos tranquilos, apagar la tele y dar propina
La diputada habló de todo, haciendo énfasis en el debate sobre el aborto y las "mentiras" que le dijeron al presidente Macri.
Perfil
03-07-2018


A poco de que el proyecto de despenalización del aborto comience a ser tratado en comisiones en el Senado tras su sanción en Diputados, Elisa Carrió volvió a criticar la iniciativa y sostuvo que al presidente Mauricio Macri "le dijeron que ganaba el 'no' por amplia mayoría". La diputada de Cambiemos, sin embargo, abogó por tener una mirada federal de la situación económica y social que se vive en el país: "Apaguen la TV, hay muchos intereses, hay demasiados intereses para mantener una Argentina que dirigen seis, que se reúnen y deciden cuándo empieza la crisis, a quién van a llamar primero...". "Yo sé que hay desesperanza, yo sé que el impacto es sobre los salarios", dijo Carrió. "La primera recomendación que le hago a la clase media y media alta es 'dé propinas'.


Aunque le cueste haga la changa. Hay más de 2 o 3 millones de personas que viven de esa changa, y a veces nosotros, cuando nos ajustamos, lo primero que dejamos de hacer es de dar propina". "Si les molesta, apagen. Esto es como una novela venezolana que se repite", dijo la legisladora con su habitual ironía.


LE MINTIERON A MACRI?


La diputada destacó que el presidente Macri no hizo nada para influir en el Congreso y comentó por qué decidió promover el debate del aborto en el Congreso. "Le dijeron que el 'no' iba a ganar por amplia mayoría y (le comunicaron) una necesidad de debatirlo que no existía", evaluó Carrió en declaraciones al canal Todo Noticias.

Consultada sobre si fue un error del Gobierno habilitar la discusión, señaló: "En todo caso los diputados que pensaron que había que abrirlo. Nunca entendí cómo llegamos a esa sesión". "Yo lo llamé (a Macri). Me dijo: 'Lilita, a mí me dijeron que se iba a ganar', es decir que iba a ganar el 'no'. Cuando me enteré de la verdad, me di cuenta de que hubo un error casi de ingenuidad en creer que esto se maneja", lamentó. A su vez, la legisladora volvió a referirse a los motivos por los cuales se opone a la interrupción voluntaria del embarazo. "Mi posición es en contra por razones filosóficas, lo debatí con las feministas cuando yo era atea", dijo Carrió, quien explicó que no participó de la discusión en el recinto por un problema cardíaco que le impide estar sentada en la banca durante un tiempo prolongado. Sobre la legalización del aborto, agregó: "Nunca lo pude resolver, lo estudié 40 años y es un dilema.

Uno no quiere criminalizar a la mujer joven y por otra parte tiene que estar inscripta en la ley la prohibición cultural".


TEXTUALES EL ABORTO

.
"Las heridas del cuerpo se pagan en el alma. No hay nada más inconfesado, más imperdonable para cada una de nosotras que un hecho de estas naturaleza. No se puede festejar el dolor de una mujer. En muchas provincias del Norte las chicas son entregadas al patrón. ¿Se acuerdan del presidente paraguayo, que tuvo tantos hijos? Era un orgullo entregarle la virginidad de una chica al obispo. Entonces, si después puedo abortar, la verdad es que queda impune el delito del abusador". "Muchísimos pobres en Argentina son evangélicos. No es que los pobres no tienen religión. Hay mujeres que creen que se están enfrentando con la catedral. No, no. Se están enfrentando con las mujeres pobres y evangélicas de toda la Nación. (...) Yo creo en el derecho de las mujeres, soy autora de ley de salud reproduciva, para que podamos tener el DIU, etc. No soy una extremista, pero siempre en esto, como en atadura de trompas, si hay una necesidad social, sí. Pero el placer por el placer mismo, para eso no están los hospitales".


EL GOBIERNO

.
"Es un momento difícil para el PRO, para el propio radicalismo, para Mario Negri, que por ejemplo en una sociedad tan católica como la de Córdoba, él ha votado por el 'sí', entonces con un liderazgo tan brillante esto carece de sentido. La Coalición Cívica está perfecta. Acá hay que sostener al presidente y a la República, y perdir sensates, cosa que no hubo. Yo traté de que no haya grieta, y no lo pude lograr. (...) En el Gobierno muchos tuvieron miedo, y no hay que tenerle miedo a la calle, y hay que votar por convicciones. Yo me doy cuenta están temerosos de la calle".


FEMINISMO.

.
"No estoy de acuerdo con ese machismo inverso, esa violencia que tienen algunas mujeres de querer imponerte las ideas. Y también los otros extremos, desde el extremo de algunos 'pro vida' que hablan de asesinato y de que [quien aborte] tiene que ir preso toda su vida. Y el otro extremo, chicas haciendo el amor frente a hombres que rezaban. Eso a mi me dio asco moral. ¿Qué estamos haciendo? Esa es una falta absoluta de sensatez".


CRISIS.


"Hay dos Argentinas, una Argentina corrosiva de la Capital y del mundo del microclima de la política, la televisión y los opinadores. Hay un gran rechazo social y colectivo en el Interior, la gente está apagando los televisores. Yo no sé si esto se muestra en los índices, pero debe ser así, porque gente que estaba acostumbrada a ver televisión, de gente que votó a Cambiemos, dice 'no puedo soportar el ruido, lo corrosivo'. Yo veo un clima hecho a propósito y un Gobierno que está metido en el microclima. Recién me reía con María Eugenia y con Caputo, y les digo: 'Quédense tranquilos, si acá hubo desde aceite caliente en 1806, el 25 de mayo fue en la Plaza de Mayo. El que no quiera que haya lío en Buenos Aires, no tiene que vivir en esta Capital, es una tradición histórica'".
"
"
Actualidad Internacional


La Corte Suprema respaldó a Trump
El Supremo Tribunal norteamericano ratificó la decisión del Presidente de restringir el ingreso de inmigrantes de Irán, Libia, Siria, Somalia y Yemen.
Felipe Frydman para Perfil
30-06-2018


La Corte Suprema de los Estados Unidos ratificó la decisión del Presidente Trump de restringir el ingreso de ciudadanos provenientes de Irán, Libia, Siria, Somalia y Yemen. La resolución de la Corte rechazó los dictámenes de dos instancias judiciales anteriores que habían sostenido que la prohibición constituía una discriminación por basarse en motivos religiosos, y por lo tanto, contraria a la Constitución del país. La decisión estaba en vigencia desde diciembre del año pasado. La decisión de la Corte Suprema fue aprobada por 5-4 poniendo de manifiesto la discrepancia sobre un tema que encontró fuerte oposición en un sector de la opinión pública. Pero fue interpretada como un respaldo a la posición de la Casa Blanca que siempre defendió el poder presidencial para implementar la política de seguridad nacional y la autoridad para suspender el ingreso de extranjeros en los Estados Unidos por esos motivos.

El Presidente Trump festejó la decisión de la Corte Suprema mediante un corto pero expresivo tweet: WOW. La decisión reactivó las acusaciones cruzadas desde la promulgación de la orden ejecutiva. El Partido Demócrata y líderes de ONG de defensa de los derechos civiles condenaron desde el inicio los objetivos y las restricciones. En cambio, el Presidente Trump recibió el apoyo de los sectores que priorizan la seguridad nacional y la lucha contra el terrorismo. En varias oportunidades el Presidente Trump alentó los sentimientos de inseguridad utilizando como ejemplos los atentados en Europa para justificar sus políticas discriminatorias sin analizar las evidencias y repercusiones.


La Jueza Sonia Sotomayor en su oposición a la medida recordó que en 1944 la Corte Suprema basada en razones de seguridad nacional apoyó la internación de americanos de origen japonés, y que esta orden estaba basada en los mismo principios: la utilización del concepto de seguridad nacional para justificar restricciones a las libertadas individuales constituía un grave antecedente. La ACLU también acusó a la Corte de repetir la misma argumentación al reconocer el derecho presidencial de identificar a un grupo o nacionales como peligrosos al país. El Presidente de la Corte John Roberts, quien votó favorablemente, sostuvo que la decisión de la Corte reconoce el derecho presidencial de legislar invocando razones de seguridad nacional pero no juzgó el contenido. Pero la nota fuerte de esta predilección de culpar a los inmigrantes como posibles terroristas fue el Comunicado emitido por la Casa Blanca.


El Presidente Trump reivindicó su papel de defensor de la soberanía, protección y seguridad del pueblo americano y el derecho de tener un sistema inmigratorio que sirva al interés de los Estados Unidos y sus ciudadanos. El Comunicado termina diciendo "Nuestro país estará siempre seguro y protegido bajo mi vigilancia". El paroxismo permite adjudicarse la representación de la seguridad nacional y de sus integrantes como si los ciudadanos que discrepan tuvieran la intención de poner en riesgo y favorecer intereses distintos. El planteo de dividir entre buenos y malos, entre patriotas y no-patriotas constituye una tendencia arraigada para jugar con la imaginación y crear un cisma donde otros valores pierden importancia. Estos planteos divisorios no se agotan en el tema de prohibiciones de ingreso o políticas inmigratorias. El Presidente Trump ha utilizado esa misma terminología para tratar los temas económicos, comerciales o de política internacional presentándose como el representante de los intereses de la Nación. Esta identificación explícita de Nación y Presidente tiende a una mayor centralización del poder y un debilitamiento del resto de las instituciones. Los Estados Unidos están presenciando una acentuación del personalismo y la experiencia demuestra que nunca se retrocede. Por el contrario, esta clase de líderes siempre aspiran a más poder porque se consideran imbuidos de un destino trascendente.


El embajador de Estados Unidos: "En Argentina la economía está difícil, pero Macri va en el camino correcto y vamos a apoyarlo"
Edward Prado habló durante la celebración del Día de la Independencia en el Palacio Bosch
Martín Dinatale para Infobae
3 de julio de 2018


El embajador de Estados Unidos en Argentina, Edward Prado, fue categórico y pragmático al mismo tiempo: expresó que "en la Argentina la situación económica está difícil por la inflación". Pero renglón seguido destacó que "el presidente Macri va por el buen camino y Estados Unidos lo va apoyar". Breve, conciso y con marcado optimismo Prado habló durante la celebración del Día de la Independencia en el Palacio Bosch y destacó que "Argentina puede ser un país poderoso en la región porque tiene la potencia para hacerlo". No obstante, el embajador norteamericano fue realista y descriptivo al sostener que "aquí se están transitando tiempos difíciles por la inflación y la situación económica". Ante esta realidad, Prado dijo que "no va a ser fácil para la Argentina"aunque remarcó que "con las medidas que está llevando adelante Macri el país va en la diré correcta".


Durante un aparte con la prensa, el embajador norteamericano, que es un ex juez de Texas, aclaró que las medidas proteccionistas que lleva adelante el presidente Donald Trump "no están dirigidas a la Argentina sino a otros países". Se refirió así a las trabas a la importación del acero y el aluminio que impuso Estados Unidos a otros países y que exceptuó a la Argentina. De esta manera, Prado remarcó que"Estados Unidos va a apoyar a la Argentina" con medidas de estas características y un desarrollo de inversiones en el país. Destacó así la "muy buena amistad personal que une de largo tiempo a Trump y Macri". Prado dijo que Trump "tiene intenciones de estar en la cumbre del G20". "Trump tiene intenciones de estar aquí. Como conoce personalmente a Macri, creo que va a venir. Según sabemos en la Embajada, tiene todas las intenciones de estar en el G20", sostuvo el diplomático. Prado dijo también que desde la embajada norteamericana se está trabajando mucho para que vengan las inversiones de Estados Unidos a la Argentina.


Así, en el diálogo con la prensa Prado confirmó que el presidente Trump vendrá a Buenos Aires en noviembre para la cumbre del G20 donde la Argentina será anfitriona en calidad de presidente temporal de ese grupo de países desarrollados. Antes del breve encuentro con la prensa el embajador norteamericano emitió un cálido mensaje a los más de 500 invitados que concurrieron al Palacio Bosch para el festejo del día de la independencia norteamericano y allí sostuvo sin vueltas: "Con mi esposa María no hay otro lugar en el mundo que hoy queramos estar que no sea aquí en la Argentina". Entre música jazz y un Palacio ambientado a los años 20, Prado adelantó un saludo a la Argentina por la el día de la independencia que será este lunes 9 de julio. "Les deseamos feliz día", dijo sonriente. Luego, el embajador dijo que "hay mucho para celebrar de la amistad entre nuestros países" y levantó una copa con un vino Malbec argentino. También recordó que los festejos estaban relacionados con los 100 años del Palacio Bosch que anoche estaba repleto de invitados y aggiornado al Charleston de los años 20. Así, se instaló una suerte de bar de la época donde había que ingresar con la contraseña "Gatsby", en alusión al gran Francis Scott Fitzgerald.


Entre los funcionarios del Gobierno que pasaron por la embajada norteamericana estaban la ministra de Seguridad Patricia Bullrich; el ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman; el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj; el representante argentino ante la OCDE,Marcelo Scaglione; el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman; el ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli; los legisladores Esteban Bullrich, Luciano Laspina y Francisco Quintana; el director de Migracones Horacio García, el secretario de Relaciones Internacionales de la Legislatura Pablo Garzonio; el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Santiago Cantón y el secretario general de la Provincia Fabián Perechodnik, entre otros.


Del sector empresarial asistieron Alejandro Díaz, de Ancham; Pablo Cattoni de Dow; Eleonora Rabinovich, de Google; Cristoff Poppe, de United Airlines; Dante Ramos, de Chevron; Martin Kaindl, de Instituto Argentino del Gas y Petróleo; Mauro Williams, de Mars; Guillermo Lockhart de Iron Mountain; Francisco do Pico, del grupo Peñaflor; Esteban Bicarelli, de la Fundación Universitaria Río de la Plata; Eduardo Pelazza, de Jacobs; y Esteban Agost Carreño, de Cadibsa. También estaban la jueza de la Corte Helena Highton de Nolazco, los jueces Rodolfo Canicoba Corral, Sebastián Casanello, Julián Ercolini y Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, entre otros.

Maria Josefina Ramos es traductora pública de Inglés y periodista.

Su trayectoria periodística abarca el período 1970-1985, como analista política y cronista parlamentaria desde el Congreso Nacional para varias radioemisoras del interior del país y también para el vespertino La Razón.

En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas para cubrir la XXXI Asamblea General de la ONU.

Es creadora y directora de Plataforma Cero.