Causa por la Vida
Publicación Mensual
Año 9 | Número 112 NOV 2018

El Papa advierte de los cristianos «rígidos» y «perfectos»: «Nadie se salva a sí mismo, nadie»
Rel
16-10-2018
Papa Francisco


El Papa Francisco celebró este martes la Eucaristía advirtió de los fariseos del presente, donde enfatizó la diferencia que existe entre el amor de la gente por Jesús, porque llegaba a sus corazones, y también un poco por interés, y el odio de los doctores de la Ley, escribas, saduceos, fariseos que lo seguían para pillarlo en falta". Sobre estos últimos, Francisco afirma que "eran realmente un ejemplo de formalidad. Pero les faltaba vida. Eran -por así decirlo- 'almidonados'. Eran unos rígidos. Y Jesús conocía sus almas. Esto nos escandaliza, porque ellos se escandalizaban por las cosas que hacía Jesús cuando perdonaba los pecados, cuando sanaba el sábado. Se quitaban las vestiduras. "¡Oh! ¡Qué escándalo! Esto no es de Dios, porque se debe hacer esto. No les importaba la gente: les importaba la ley, las prescripciones, las rúbricas".


Cuidado con los necios e hipócritas

Pese a ello, Francisco destacó que Jesús acepta la invitación del fariseo a almorzar, porque es libre. Y al fariseo, escandalizado por su comportamiento que va más allá de las reglas, Jesús le dice: "'Ustedes fariseos, limpian por fuera la copa y el plato, mientras por dentro rebosan de robos y maldades'. Esas no son lindas palabras, eh? Jesús hablaba claro, no era hipócrita. Hablaba claro. Él les dice: '¿Por qué miran hacia fuera? Miren dentro lo que es'. Otra vez les había dicho: ' Ustedes son tumbas blanqueadas'. Bonito cumplido, ¿eh? Hermosos de afuera, todos perfectos....todos perfectos.... Pero por dentro, lleno de podredumbre, de avaricia, maldad. Jesús distingue las apariencias de la realidad interna. Estos señores son los 'doctores de las apariencias': siempre perfectos, pero ¿qué hay dentro?".


Francisco recordó, tal y como recoge Vatican News, otros pasajes del Evangelio en los que Jesús condena a estas personas, como la parábola del buen samaritano o donde se habla de su ostentosa forma de ayunar y dar limosna. Porque, dice el Papa, estaban "interesados en la apariencia". "Jesús califica a esta gente con una palabra: 'hipócrita'", añadió. En una palabra, continúa Francisco, los fariseos y los doctores de la Ley eran personas rígidas, no dispuestas a cambiar. "Pero siempre, bajo o dentro de una rigidez -dice el Papa- hay problemas. Graves problemas (...) Detrás de las apariencias de buen cristiano, apariencias quede claro, que siempre trata de figurar, de maquillarse el alma, hay problemas. Allí no está Jesús. Ahí está el espíritu del mundo". Jesús los llama 'necios' y les aconseja que abran sus almas al amor para que la gracia pueda entrar. Porque la salvación "es un don gratuito de Dios. Nadie se salva a sí mismo, nadie.Nadie se salva ni siquiera con las prácticas de esta gente". Finalmente, una advertencia: "Tengan cuidado de los rígidos. Estén atentos ante los cristianos -ya sean laicos, sacerdotes, obispos- que se presentan tan 'perfectos', rígidos. Estén atentos. No está el espíritu de Dios allí. Falta el espíritu de la libertad. Y tengamos cuidado con nosotros mismos, porque esto debe llevarnos a pensar en nuestras vidas. Yo trato de ver las apariencias solamente? ¿Y no cambio mi corazón? ¿No abro mi corazón a la oración, a la libertad de oración, a la libertad de limosna, a la libertad de las obras de misericordia?".


El Papa advierte de un mal en la Iglesia: Somos cristianos, pero vivimos como paganos
Redacción ACI Prensa
05-10-2018


"Somos cristianos, pero vivimos como paganos", lamentó el Papa Francisco este viernes 5 de octubre en la Misa celebrada en su residencia de la Casa Santa Marta. En su homilía, el Santo Padre denunció la hipocresía de aquellos que "se sienten orgullosos de ser cristianos" pero viven como si no lo fueran. Para esas personas, el cristianismo es "como un hábito social", pero "han expulsado a Jesús de sus corazones". Por ello, el Papa advirtió del peligro al que se enfrentan esos cristianos que viven su fe "como un hábito social". Son cristianos que dicen: "He recibido mucho del Señor, he nacido en una sociedad cristiana, he conocido a Jesucristo, he conocido la salvación", pero al mismo tiempo, con mucha facilidad se olvidan de Jesús.


"Ese hábito –continuó – nos hace daño porque reducimos el Evangelio a un hecho social, sociológico, y no a una relación personal con Jesús". Recordó que "Jesús me habla, te habla, nos habla a cada uno de nosotros. La predicación de Jesús es para cada uno de nosotros".

El Santo Padre se preguntó: "¿Cómo es posible que aquellos paganos que, nada más escuchar la predicación de Jesús, van con Él, y yo que he nacido en una sociedad cristiana me habitúo y vivo el cristianismo como si fuera un hábito social, una vestimenta que me pongo para luego quitármelo?". En este sentido, Francisco aseguró que quien actúa así se comporta con hipocresía, con la "hipocresía de los justos".


"Está la hipocresía de los pecadores, pero la hipocresía de los justos es el miedo al amor de Jesús, el miedo a dejarse amar. Y, en realidad, cuando hacemos esto, estamos tratando de gestionar nosotros mismos la relación con Jesús". Es actitud consiste en decir: "Sí, yo voy a Misa, pero tú quédate en la Iglesia que yo me voy a casa". Entonces, lamentó el Papa: "Jesús no regresa con nosotros a casa: en la familia, en la educación, en los hijos, en la escuela, en el barrio…". Por eso, el Papa invitó a hacer examen de conciencia repitiendo estas palabras: "Ay de ti, ay de ti". El Papa lo explicó: "Ay de ti, porque te he dado mucho, me he dado a mí mismo, te he elegido para ser cristiano, para ser cristiana, y tú has preferido una vida a medias, una vida superficial". "Cuando se vive con esta hipocresía cristiana, aquello que hacemos y expulsar a Jesús de nuestro corazón. Actuáramos como si lo tuviéramos en nosotros, pero lo hemos expulsado. Somos cristianos orgullosos de ser cristiano, pero vivimos como paganos", concluyó.


Terrorismo de género : los modernos retrógrados


Escupiendo odio por su derrota en el rechazo popular y la votación senatorial sobre el aborto, las minorías burocráticas pseudoprogresistas a sueldo de la Internacional de la Muerte se han lanzado con furia a emputecer la sociedad, concentrándose en la corrupción de menores - desde la más tierna infancia - a través de la llamada "Educación Sexual Integral". Las hordas de atacantes se potenciaron con el programa de propuestas lanzadas en Buenos Aires el 3 de octubre pasado por el W20, troupe "de afinidad" feminista que integra el circo montado durante todo este año en nuestro país y que culminará a fines de noviembre con la "cumbre" de mandatarios de países reunidos en el G20. Toda esta farándula de personajes – que no fueron elegidos por los votos de ningún pueblo – le prescriben al Estado Argentino que garantice la obligatoriedad de la educación sexual degenerante en las escuelas públicas o privadas, confesionales o laicas y en todos los niveles de la enseñanza, a partir del inicial. Además, por supuesto, del aborto "legal, seguro y gratuito" sin restricciones en cuanto al tiempo de gestación, bancando con dineros públicos las drogas y toda la cobertura para la "salud" (?) abortera.


No importa que falte plata en los hospitales públicos para comprar los medicamentos elementales : la salud de la población humilde puede esperar. Pero al que está ansioso por cortarse o recauchutarse el sexo, o por matar ese molesto bebé humano, se le debe dar prioridad. Para eso, el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) acaba de encajarnos un préstamo de aplicación obligatoria a todas esas "políticas", que por supuesto engordará aún más nuestra deuda externa. ¡Total, pagamos nosotros! En cumplimiento de estos mandatos del amo capitalista, los legisladores marxiprogres se han apurado por presentar proyectos de modificación de las leyes de educación sexual, declarando "flagelo social" a toda perspectiva religiosa sobre el tema, quitando a los padres la libertad de elegir la educación de sus hijos, pero, eso sí, promoviendo talleres de enseñanza con participación, entre otros especialistas", de organizaciones defensoras de la "diversidad sexual y de género" (Proyecto de Ley D 1437/18-19, ya aprobado por los diputados en la Provincia de Buenos Aires). También los diputados nacionales están tratando la reforma a la ley 26.150, de Educación Sexual, pretendiendo imponerla a todas la provincias con total desprecio por el federalismo educativo.


Por otra parte, la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación emitió el pasado viernes 12 de octubre un comunicado censurando dictatorialmente las manifestaciones de "grupos religiosos" contra la ideología de género (concretada por dicha Secretaría en la promoción de la "población LGBTIQ" como política pública). En síntesis : todos estos personeros de Soros, Rockefeller (y de sus instrumentos, como la Planned Parenthood) quieren destruir la sociedad argentina en contra de la Constitución Nacional, de las leyes del país, del sistema federal y, como en el caso de la pretendida legalización del aborto, en contra del reciente rechazo de los senadores nacionales ; en contra de la ciencia y de sus datos empíricos más evidentes, como la diferenciación sexual a partir del momento mismo de la formación del cigoto. Todo esto, según el libreto del W20, es "biologicismo", o sea, que la biología sería subjetiva y ahora estaría superada por moderna perspectiva de las "ciencias sociales", que debe imponerse desde el Estado ; en contra de la naturaleza : los primorosos cuadernillos preparados para la enseñanza inicial y primaria les describen a los "niñes", con los dibujitos respectivos, que hay "niñas con pene" y "niños con vulva" ; en resumen, contra la inteligencia y el sentido común, tratando de reducir el ser humano a una condición inferior a la animalidad racional. Estos "contraculturales" no pasan de ser, en realidad, una mera kultura de la entrepierna.


La Red de Cabildos Abiertos y todos los argentinos los repudian y, gracias a la gente que en todo el país se ha manifestado masivamente en contra de ellos, no les temen a los poderes globalistas que quieren regular el crecimiento de nuestra población según la supuesta conveniencia de algún país dominante o según los planes perversos y utópicos de una secta de iluminado$. NO PASARÁN, porque la inmensa mayoría de nuestra gente ya les ha dicho que NO, como la de muchos países que se están rebelando contra este insano "nuevo" orden kultural. Queremos una política de salud, no el comercio de seres humanos abortados. Queremos una verdadera y superior política educativa, no una programación de imbéciles para degenerar a nuestros hijos. Con nuestros hijos nos se metan : expulsemos a los komisarios que el Ministerio envía ilegalmente a los colegios para corromper la niñez.


Para terminar : estos "novedosos" sociólogos de probeta no comenzaron con Gramsci y la Escuela de Frankfurt ; sólo tratan de reinstalar viejos fracasos, como las orgías generalizadas de los anabaptistas de Münster, en el siglo XVI, o el marqués de Sade, liberado por la Revolución Francesa, que proponía borrar toda diferencia sexual (incluso con los animales) y, consecuentemente, se dedicó en su pornovela Los 120 días de Sodoma a imaginar hombres, mujeres, ancianos, niños, padres e hijos que se entregan al incesto, la violación, la coprofagia, la necrofilia, etc. . Otro de sus personajes, un tal Noirceul, expresa fantasías dignas de inspirar a los propulsores del homomonio porteño : "«Deseo casarme dos veces en el mismo día: a las diez de la mañana me vestiré de mujer y me casaré con un hombre; y al mediodía me vestiré de hombre y me casaré con un homosexual travestido de mujer».


Globalistas de la muerte y la masturbación kultural : ¡AL INODORO DE LA HISTORIA!
Argentino : ¡No te rindas!
Fuimos en contra del aborto asesino.
Vamos en contra de la degeneración educativa.
Y ganaremos la lucha por una patria digna para nuestros hijos.
INVITAMOS A SUMARSE AL FRENTE FEDERAL POR LA FAMILIA Y LA VIDA


http://reddecabildosabiertos.blogspot.com/2018/10/terrorismo-de-genero-los-modernos.html
Maria Josefina Ramos es traductora pública de Inglés y periodista.

Su trayectoria periodística abarca el período 1970-1985, como analista política y cronista parlamentaria desde el Congreso Nacional para varias radioemisoras del interior del país y también para el vespertino La Razón.

En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas para cubrir la XXXI Asamblea General de la ONU.

Es creadora y directora de Plataforma Cero.