<!DOCTYPE HTML PUBLIC "-//W3C//DTD HTML 4.01 Transitional//EN" "http://www.w3.org/TR/html4/loose.dtd"> <html><head> <title>Actualidad</title> <meta name='viewport' content='width=850'> <meta name='Generator' content='HTML Egg Pro for Mac 7.78'> <meta name="keywords" content=""> <meta name="description" content=""> <!---manual view port calculation---> <meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-16"/> <meta http-equiv="X-UA-Compatible" content="IE=edge"/> <script src="https://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/2.2.2/jquery.min.js"></script> <link rel="stylesheet" href="https://maxcdn.bootstrapcdn.com/bootstrap/3.3.4/css/bootstrap.min.css" charset="UTF-8"> <script src="https://maxcdn.bootstrapcdn.com/bootstrap/3.3.4/js/bootstrap.min.js" charset="UTF-8"></script> <script src="https://oss.maxcdn.com/html5shiv/3.7.2/html5shiv.min.js"></script> <script src="https://oss.maxcdn.com/respond/1.4.2/respond.min.js"></script> <!--Base Template Header Code:0--> <!--Custom Header Code:0--> <link href='https://fonts.googleapis.com/css?family=Actor|&subset=latin,latin-ext' rel='stylesheet' type='text/css'> <style type=text/css> #content{position:relative;width:850px;margin-left:auto;margin-right:auto;} body{background-color:#FFFACD;}.tab {text-indent:40px;} .text0{position:absolute;left:27px;top:23px;z-index:1;font-size:37px;color:#121212;width:252px;height:45px;font-family:"Baskerville Old Face";padding:4px;border-style:none;border-width:0px;margin:0px;border-color:#000000;text-align:center;border-radius:0px;-moz-border-radius:0px;fixed:0;shadowOpacity:0.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;textAlpha:1.000000;indentFlag:0;text-indent:0px;shapeFlag:0;groupNumber:-99;line-height:normal;tableNumber:-99;tableRowSpot:-99;tableColumnSpot:-99;templateName:actualidad;manualLayerIndex:0;linkType:;shapeBackgroundColor:CLEAR0;nlines:1;fixedWidthFlag:0;fixedHeightFlag:0;widthBuffer:0;heightBuffer:0;zoomBubbleFlag:0;bubbleShape:;xsColumnGrid:0;smallColumnGrid:0;mediumColumnGrid:0;largeColumnGrid:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:0;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;markAsReplyFlag:0;onClickShow:;onClickHide:;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:pixel;bottomPaddingTypeStr:pixel;leftPaddingTypeStr:pixel;rightPaddingTypeStr:pixel;topMarginTypeStr:pixel;bottomMarginTypeStr:pixel;leftMarginTypeStr:pixel;rightMarginTypeStr:pixel;verticalAlignment:0;backgroundOpacity:1.000000;}.text0 a:link {text-decoration: none; color: #121212;font-weight:normal;}.text0 a:visited {text-decoration: none; color: #121212;font-weight:normal;formType:;formTag:-99;formOptionTag:-99;formRequiredFlag:0;} .text1{position:absolute;left:31px;top:70px;z-index:4;font-size:13px;color:#555555;width:243px;height:45px;font-family:"Arial";padding:4px;border-style:none;border-width:0px;margin:0px;border-color:#000000;text-align:center;border-radius:0px;-moz-border-radius:0px;fixed:0;shadowOpacity:0.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;textAlpha:1.000000;indentFlag:0;text-indent:0px;shapeFlag:0;groupNumber:-99;line-height:normal;tableNumber:-99;tableRowSpot:-99;tableColumnSpot:-99;templateName:actualidad;manualLayerIndex:0;linkType:;shapeBackgroundColor:CLEAR0;nlines:2;fixedWidthFlag:0;fixedHeightFlag:0;widthBuffer:0;heightBuffer:0;zoomBubbleFlag:0;bubbleShape:;xsColumnGrid:0;smallColumnGrid:0;mediumColumnGrid:0;largeColumnGrid:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:0;sectionNumber:0;sectionRowSpot:0;sectionColumnSpot:0;markAsReplyFlag:0;onClickShow:;onClickHide:;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;verticalAlignment:0;backgroundOpacity:1.000000;line-height:1.250000; !important;lineSpacingMultiple:1.250000;}.text1 a:link {text-decoration: none; color: #555555;font-weight:normal;}.text1 a:visited {text-decoration: none; color: #555555;font-weight:normal;formType:;formTag:-99;formOptionTag:-99;formRequiredFlag:0;} .text2{position:absolute;left:1845px;top:621px;z-index:15;font-size:15px;color:#555555;width:300px;height:40px;font-family:"Actor";padding:4px;border-style:none;border-width:0px;margin:0px;border-color:#000000;text-align:left;border-radius:0px;-moz-border-radius:0px;fixed:0;shadowOpacity:0.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;textAlpha:1.000000;indentFlag:0;text-indent:0px;shapeFlag:0;groupNumber:-99;line-height:normal;tableNumber:-99;tableRowSpot:-99;tableColumnSpot:-99;templateName:actualidad;manualLayerIndex:0;linkType:;shapeBackgroundColor:CLEAR0;nlines:1;fixedWidthFlag:0;fixedHeightFlag:0;widthBuffer:0;heightBuffer:0;zoomBubbleFlag:0;bubbleShape:;xsColumnGrid:0;smallColumnGrid:0;mediumColumnGrid:0;largeColumnGrid:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:0;sectionNumber:0;sectionRowSpot:0;sectionColumnSpot:0;markAsReplyFlag:0;onClickShow:;onClickHide:;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;verticalAlignment:0;backgroundOpacity:1.000000;line-height:1.250000; !important;lineSpacingMultiple:1.250000;}.text2 a:link {text-decoration: none; color: #555555;font-weight:normal;}.text2 a:visited {text-decoration: none; color: #555555;font-weight:normal;formType:;formTag:-99;formOptionTag:-99;formRequiredFlag:0;} .image4{position:absolute;left:36px;top:122px;z-index:2;imagename:image4;imagetype:JPG;width:246px;height:266px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:0;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:266;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image5{position:absolute;left:292px;top:122px;z-index:3;imagename:image5;imagetype:JPG;width:536px;height:7px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:0;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:7;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image8{position:absolute;left:432px;top:72px;z-index:5;imagename:image8;imagetype:JPG;width:120px;height:35px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:solid;border-color:#FFFFFF;fixed:0;opacity:0.555556;filter:alpha(opacity=55.555599);box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:0.555556;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:0;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:35;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;} .image9{position:absolute;left:567px;top:72px;z-index:6;imagename:image9;imagetype:JPG;width:120px;height:35px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:0;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:35;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image10{position:absolute;left:702px;top:72px;z-index:7;imagename:image10;imagetype:JPG;width:120px;height:35px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:0;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:35;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image15{position:absolute;left:297px;top:72px;z-index:8;imagename:image15;imagetype:JPG;width:120px;height:35px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:0;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:35;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image16{position:absolute;left:72px;top:738px;z-index:9;imagename:image16;imagetype:JPG;width:160px;height:35px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:-99;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:35;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image17{position:absolute;left:72px;top:782px;z-index:10;imagename:image17;imagetype:JPG;width:160px;height:35px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:-99;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:35;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image18{position:absolute;left:72px;top:827px;z-index:11;imagename:image18;imagetype:JPG;width:160px;height:35px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:-99;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:35;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image19{position:absolute;left:117px;top:927px;z-index:12;imagename:image19;imagetype:PNG;width:72px;height:72px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:-99;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:72;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image20{position:absolute;left:72px;top:873px;z-index:14;imagename:image20;imagetype:JPG;width:160px;height:35px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:0;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:35;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} .image21{position:absolute;left:1438px;top:8854px;z-index:17;imagename:image21;imagetype:PNG;width:451px;height:660px;reflection:0;reflection-fraction:0.000000;border-width:0px;border-style:none;border-color:#FFFFFF;fixed:0;box-shadow:0px 0px 0.000000px #000000;shadowOpacity:1.000000;shadowRadius:0.000000;shadowOffSetY:0;imageAlpha:1.000000;display:inline;retina:1;slideShowNumber:-99;groupNumber:-99;enlarge:0;galleryNumber:-99;galleryRowSpot:-99;galleryColumnSpot:-99;tableNumber:-99;templateName:actualidad;backdrop:2;manualLayerIndex:0;originalHeight:660;bubbleFlag:0;bubbleShape:;imageMaskFlag:0;shadowBlurRadius:0.000000;shadowDistanceX:0.000000;shadowDistanceY:0.000000;rotationAngle:0.000000;responsiveResizeFlag:0;responsiveAlignmentFlag:2;sectionNumber:-99;sectionRowSpot:-99;sectionColumnSpot:-99;topPaddingStr:0;bottomPaddingStr:0;leftPaddingStr:0;rightPaddingStr:0;topMarginStr:0;bottomMarginStr:0;leftMarginStr:0;rightMarginStr:0;topPaddingTypeStr:%;bottomPaddingTypeStr:%;leftPaddingTypeStr:%;rightPaddingTypeStr:%;topMarginTypeStr:%;bottomMarginTypeStr:%;leftMarginTypeStr:%;rightMarginTypeStr:%;slideNumber:0;} table, td, th{border:0px solid black; padding:0px;text-align:left;vertical-align:top;} .snippet0{position:absolute;left:36px;top:396px;z-index:13;width:243px;height:333px;nlines:8;fixed:0;groupNumber:-99;templateName:actualidad;manualLayerIndex:0;snippetFormattingFlag:0;sectionNumber:0;sectionRowSpot:0;sectionColumnSpot:0;} .snippet1{position:absolute;left:296px;top:126px;z-index:16;width:526px;height:19136px;nlines:213;fixed:0;groupNumber:-99;templateName:actualidad;manualLayerIndex:0;snippetFormattingFlag:0;sectionNumber:0;sectionRowSpot:0;sectionColumnSpot:0;} </style></head> <body bgcolor=#FFFACD leftmargin=0 topmargin=0> <div id=content> <div class=text0>Plataforma Cero</div> <div class=text1>Publicacin Mensual<br>Ao 15 | Nmero 182 AGO 2018</div> <div class=text2><a href=http://plataformacero.com/actualidad/actualidad.docx target=_self>actualidad.docx</a></div> <div class=image4><img src="actualidad/image4@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></div> <div class=image5><img src="actualidad/image5@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></div> <div class=image8><img src="actualidad/image8@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></div> <div class=image9><a href=estilos.html target=_self><img src="actualidad/image9@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></a></div> <div class=image10><a href=index.html target=_self><img src="actualidad/image10@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></a></div> <div class=image15><a href=sinopsis.html target=_self><img src="actualidad/image15@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></a></div> <div class=image16><a href=mailto:news@plataformacero.com target=_self><img src="actualidad/image16@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></a></div> <div class=image17><a href=links.html target=_self><img src="actualidad/image17@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></a></div> <div class=image18><a href=publicidad.html target=_self><img src="actualidad/image18@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></a></div> <div class=image19><a href=https://www.facebook.com/Plataforma-Cero-194299350616056/ target=_self><img src="actualidad/image19@2x.PNG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></a></div> <div class=image20><a href=multimedios.html target=_self><img src="actualidad/image20@2x.JPG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></a></div> <div class=image21><img src="actualidad/image21@2x.PNG" width=100% class="img-responsive" title="" alt=""></div> <div class=snippet0> <FONT size = -1 face = "Arial"><b>Maria Josefina Ramos</b> es traductora pblica de Ingls y periodista. <p> <p> Su trayectoria periodstica abarca el perodo 1970-1985, como analista poltica y cronista parlamentaria desde el <b>Congreso Nacional</b> para varias radioemisoras del interior del pas y tambin para el vespertino <b>La Razn</b>. <p> En 1975, fue distinguida con una beca como periodista parlamentaria por la <b>Asociacin de Corresponsales de las Naciones Unidas</b> para cubrir la <b>XXXI Asamblea General de la ONU</b>. <p> Es creadora y directora de <b>Plataforma Cero</b>.</FONT> </div> <div class=snippet1> <br><b><u>Actualidad Nacional</b></u><br><br> <b><br>El rol de las Fuerzas Armadas: una reforma necesaria a la espera de un mayor presupuesto. Se tard dos aos en implementar los cambios en la poltica de Defensa, que ahora deben continuar con la cuestin salarial y el reequipamiento. <br>Rosendo Fraga para Clarin <br>24-07-2018<br><br></b> <br>La "Reconversin Militar" anunciada por Mauricio Macri es coherente con las misiones que imparti a las Fuerzas Armadas a poco de iniciar su gobierno. El 29 de mayo de 2016, pblicamente dijo que sus misiones eran tres: ser instrumento de la poltica exterior, entendiendo por ello participacin en fuerzas de paz, ejercicios multinacionales, etc.; la proteccin del medio ambiente y la participacin en la lucha contra el terrorismo, en funcin de participar en coaliciones globales contra l.<br><br> <br>El 3 de julio del mismo ao, en la Cena Anual de Camaradera de las Fuerzas Armadas, agreg otros tres: cooperar en la proteccin de las fronteras, cooperar en la lucha contra el narcotrfico y asistir en las emergencias sociales. Se tard dos aos en implementar estas misiones que ahora se traducen en una directiva y un decreto.<br><br> <br>Por un lado, se modifica el decreto 727/06 reglamentario de la Ley de Defensa Nacional, sancionada en 1988. Fue firmado durante la gestin de Nstor Kirchner siendo ministra Nilda Garr. Iba ms all de lo establecido por la norma, de acuerdo a la cual, las amenazas internas eran enfrentadas por las fuerzas de Seguridad y las externas por las Fuerzas Armadas. La mencionada reglamentacin estableci que la amenaza externa deba ser de la Fuerza Armada regular de un Estado nacional, algo que ya no sucede en el conflicto blico moderno.<br><br> <br>El cambio que acaba de introducirse no slo era necesario para que las Fuerzas Armadas pudieron participar en tres de las seis misiones determinadas por Macri (cooperacin en la defensa de la frontera, colaboracin contra el narcotrfico y participacin en las coaliciones contra el terrorismo), sino incluso para el despliegue de medios militares en la seguridad de la Cumbre del G20. A esto se agrega que el Presidente firm la Directiva que da marco a la poltica de Defensa. En ella se asume que Argentina tiene intereses concretos a defender, riesgos que implican amenazas para ellos y que pueden requerir el empleo de las Fuerzas Armadas para defenderlos. En este orden se menciona la importancia del Atlntico Sur, la relevancia de la defensa aeroespacial, amenazas transnacionales como el crimen organizado y los conflictos que crean inestabilidad regional, entre otros.<br><br> <br>En cuanto a la cooperacin militar en la proteccin de la frontera y la lucha contra el narcotrfico, ello puede darse con el cambio jurdico y doctrinario que se ha implementado, siempre que se resuelvan cuatro cuestiones: el adiestramiento, el equipamiento, el presupuesto necesario y las reglas de empeamiento con las cuales deben operar. La idea la Cyber-defensa planteada, recoge experiencias de las Fuerzas Armadas desarrolladas durante la ltima dcada. Pero debe tenerse presente, que ella es una herramienta que slo resulta eficaz en combinacin con otras que no sustituye. Aunque se desarrolle la capacidad militar cyberntica, la Fuerza Area siempre va a necesitar una adecuada combinacin de aviones de transporte, combate y entrenamiento; la Armada una fuerza de submarinos y una flota de superficie y el Ejercito unidades para operar en la montaa, el monte y la estepa, como tambin elementos de desplazamiento rpido.<br><br> <br>Pero la poltica de Defensa, debe incorporar otros captulos ms para adquirir consistencia y viabilidad: dar continuidad y credibilidad a la poltica salarial del sector anunciada por Macri en 2016; definir un plan de reequipamiento con un cronograma para el largo plazo; asegurar un mnimo de recursos para el funcionamiento y definir qu porcentaje del PBI se le destinar en los prximos aos. <i>*El autor es Director del Centro de Estudios Unin para una Nueva Mayora</i><br><br> <b><br>Comparacin con otros pases latinoamericanos <br>Especialistas discrepan sobre el rol de las FF.AA. ante las "nuevas amenazas" <br>Apoyo de Jaunarena y Toma a los cambios anunciados por Macri y crticas del CELS y Prez Esquivel. <br>Alejandro Alfie para Clarin <br>23-07-2018<br><br></b> <br>Los especialistas en temas de seguridad y defensa del radicalismo y el PJ tradicional coincidieron en apoyar el rol de las Fuerzas Armadas, ante las "nuevas amenazas" del narcotrfico y el terrorismo internacional. En cambio, el CELS y Adolfo Prez Esquivel calificaron de "ilegal" a la iniciativa del presidente Mauricio Macri y la enmarcaron en su "alineamiento" con los Estados Unidos.<br><br> <br>Miguel Angel Toma, ex secretario de Seguridad Interior de Carlos Menem y de Inteligencia de Eduardo Duhalde, seal a Clarnque "hay que hacer esto que se est haciendo, para evitar llegar a extremos como Mxico o Brasil". Segn su visin, "para no llegar a esa situacin" es importante generar mecanismos de cooperacin entre las Fuerzas Armadas y las de seguridad, en trminos de logstica, comunicacin y transporte. Por ejemplo, Toma seal que en las instalaciones bonaerenses de Campo de Mayo hay 20 helicpteros "que no vuelan por falta de presupuesto. Pero si los pons en la frontera Norte, para que lleven a gendarmes o policas en la lucha contra el narcotrfico, cumpliran un rol de apoyo muy importante". <br><br> <br>En el mismo sentido se expres el radical Horacio Jaunarena, ex ministro de Defensa de Duhalde, Fernando De la Ra y Ral Alfonsn, quien consider que "son pocos los pases que, como Argentina, mantienen tan separada la defensa de la seguridad interior". Y puso el caso de ser el nico pas de Amrica latina que tiene a la Prefectura separada de la Armada. Adems, sostuvo que en la Argentina el 65% de los gendarmes "no est controlando las fronteras".<br><br> <br>Jaunarena mencion que en Brasil participan los militares en las favelas en la lucha contra el narcotrfico, cuando el equipamiento de los narcos "es sofisticado y de alto dao". En Chile intervienen en casos de catstrofes, como sucede con "algunos terremotos". El ex presidente paraguayo Fernando Lugo recurri a las Fuerzas Armadas para enfrentar un problema que tuvo con "una guerrilla". Evo Morales les dio intervencin cuando "tuvo un riesgo de autonoma en el norte del pas". En Colombia su rol fue central en la lucha contra la guerrilla de las FARC. Y en Venezuela "hasta cuidan el precio del pan", sostuvo Jaunarena.<br><br> <br>Lejos del acuerdo histrico en temas de defensa y seguridad que hubo entre el radicalismo y el peronismo tradicional, los sectores vinculados a los organismos de derechos humanos atacaron duramente la iniciativa oficial. "Las Fuerzas Armadas tienen prohibido intervenir en cuestiones de seguridad nacional. Sin embargo el Gobierno Nacional anunci que har cambios y romper un acuerdo de la democracia Argentina", dijo el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). En un video del organismo que preside Horacio Verbitsky, la entidad afirm que con la excusa de combatir el narcotrfico y el terrorismo, se "construyen enemigos internos y aumenta la violencia", lo cual "est vinculado con la represin de la protesta y el uso de inteligencia militar para el espionaje". El premio Nobel de la Paz, Adolfo Prez Esquivel, vincul la decisin del Presidente con "lo que Estados Unidos exige de gobiernos serviles de Amrica Latina". "Macri quiere involucrar a los militares en tareas internas violando la ley seguridad interior y de defensa. Otra vez una poltica ilegal para daar nuestra democracia", dijo Prez Esquivel.<br><br> <b><br>Macri cambia la ley <br>Las Fuerzas Armadas podrn ser empleadas en forma "disuasiva o efectiva" ante agresiones externas de cualquier tipo <br>El Gobierno anunci la movilizacin de militares para "blindar" la frontera norte frente al narcotrfico. <br>Clarin <br>23-07-2018<br><br></b> <br>El presidente Mauricio Macri aval un cambio profundo de la poltica militar de la Argentina y, desde ahora, las fuerzas armadas podrn ser utilizadas en forma "disuasiva o efectiva" ante agresiones externas de cualquier tipo, no solo provenientes de un Estado sino tambin ante cualquier peligro que amenace la soberana e independencia poltica de la Argentina. Clarn haba anticipado estas reformas a travs del periodista Daniel Santoro. Ahora, el Gobierno confirma que decidi movilizar efectivos del Ejrcito y la Armada a la frontera norte para dar apoyo logstico a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotrfico.<br><br> <br>As, los militares realizarn tareas de seguridad de los radares de la Fuerza Area para captar vuelos ilegales y de las centrales hidroelctricas, entre otras tareas. Y adems, realizarn tareas de transporte de tropas y logstica en helicpteros. "La idea es blindar la frontera norte para frenar el avance del narcotrfico", revelaron altas fuentes oficiales a este diario. Estas medidas permitirn que algunos gendarmes dejen esas tareas y puedan ser movilizados a los centros urbanos para combatir la inseguridad.<br><br> <br>La decisin se tom entre el presidente Macri, el Jefe de Gabinete, Marcos Pea, y los Ministros de Defensa, Oscar Aguad, y Seguridad, Patricia Bullrich. Este cambio, que ser publicado en los prximos das en el Boletn Oficial, prev modificar algunos artculos de las leyes de Defensa y Seguridad Interior vigentes, ms concretamente, el decreto 727 que impuls la ex ministra de Defensa kirchnerista Nilda Garr. As se impulsar, entre otros cambios, una "reestructuracin operativa" de la Polica Federal, la Gendarmera, la Polica de Seguridad Aeronutica y la Prefectura para sacar ms efectivos de las oficinas y ponerlos en las calles de la Capital, el Gran Buenos Aires y otros populosos centros urbanos del pas.<br><br> <br>Semanas atrs, Macri anunci la necesidad de que las Fuerzas Armadas brinden "apoyo logstico a las fuerzas de seguridad", al encabezar el acto por el 208 aniversario del Ejrcito. Al da siguiente, el CELS y un grupo de intelectuales asesorados informalmente por Garr y su sucesor en Defensa,Agustn Rossi, salieron a afirmar que el Gobierno quera usar a los militares para la "represin interna", lo que preanuncia el intenso debate que generar cualquier paso en esta direccin. Sin embargo, durante las gestiones de Garr y Rossi, con el operativo "Escudo Norte", efectivos del Ejrcito patrullaron la frontera acompaados por un gendarme, haciendo tareas de seguridad interna. Ahora, la administracin de Macri apuntar a que las fuerzas armadas acten en la resolucin de conflictos externos en toda su gama, desde la crisis hasta la guerra o el conflicto armado internacional. Y que la denominada "agresin de origen externo" se contemple para el ataque de un agresor externo contra la soberana, la integridad territorial o la independencia poltica de nuestro pas.<br><br> <br>As, las Fuerzas Armadas participarn de la custodia y proteccin de objetivos estratgicos. Por esa razn, el Gobierno modificar el Artculo 1 y el Artculo 3 del Decreto N 727/2006 para que las Fuerzas Armadas, en tanto instrumento militar de la defensa nacional, sean empleadas "en forma disuasiva o efectiva ante agresiones de origen externo contra la soberana, la integridad territorial o la independencia poltica" de la Repblica Argentina segn informaron a Clarn fuentes que trabajaron en los decretos que firmar esta semana el presidente Macri.<br><br> <b><br>Con su propio estilo, en el centro de la escena <br>Joaquin Morales Sol para La Nacion <br>19-07-2018<br><br></b> <br>Mauricio Macri no hay que pedirle que sea un remedo de Cristina Kirchner . Nunca hay en sus apariciones un sentido pico de la historia que le toc. Ni una convocatoria al fanatismo de sus seguidores, que carecen de fanatismo. Esas condiciones construyen un contraste enorme con su antecesora. En la conferencia de prensa ms anunciada desde que es presidente, Macri se limit a sealar lo que es su programa fundamental de gobierno: dejar un pas mucho mejor que el que recibi. Tal vez sin saberlo, ha hecho suyo el viejo axioma de Felipe Gonzlez: la gestin de un presidente se mide solo, al final de su mandato, segn si el pas es ms rico o ms pobre que el que le dejaron. El estilo de Macri no es tan divertido como el de los grandes oradores de la democracia argentina (Ral Alfonsn y Cristina Kirchner, sobre todo), pero seguramente es mucho ms realista en el manejo de las cosas concretas de la administracin.<br><br> <br>La aparicin de ayer tuvo dos objetivos claros. Uno fue volver a ocupar el centro del escenario poltico, ocupado ltimamente casi monoplicamente por los que vaticinan un apocalipsis por semana. Los voceros del dramatismo no son solo sus opositores, cuya misin es el constante dramatismo, sino tambin quienes fueron cercanos a l. El "crculo rojo", en definitiva. El otro objetivo fue reinstalar la idea de que l expresa un futuro mejor. Trat ostensiblemente de recuperar las buenas expectativas de los argentinos sobre el destino personal y del pas, que conformaron su gran capital poltico, y que cayeron en las encuestas posteriores a la crisis cambiaria. Repiti varias veces que la tormenta que azot (y todava azota) al pas es pasajera y que l imagina una Argentina exportadora y creativa, como la imagin desde el primer da de su gestin.<br><br> <br>Prrafo aparte merece la predisposicin del Presidente a someterse a una conferencia de prensa, en la que pudieron preguntar periodistas que no creen en l y que, en algunos casos, militan en su oposicin. Debera ser lo normal en un pas normal. Pero venimos de donde venimos; es decir, del pas del monlogo cristinista, que Macri exhibe sin exhibirlo. &iquest;Podra haber dicho lo que dijo en un discurso desde la Casa de Gobierno, aun sin cadena nacional? S, desde ya. Pero la conferencia de prensa abierta (solo limitada en el nmero de preguntas para evitar que sea interminable) es lo que subraya la comparacin con su nmesis, Cristina. Sin cadena nacional, sin discurso. Solo respuestas a preguntas puntuales. Corto y preciso. &iquest;Hay algo ms diferente del viejo estilo de la expresidenta? Quizs l no lo sepa todava, pero Macri ya est en campaa.<br><br> <br>Y lo est no solo porque se diferenci de Cristina en las formas, sino tambin en el contenido. Macri ha dicho siempre que l les dir la verdad a los ciudadanos de su pas. "No estamos bien", comenz sealando ante la primera pregunta, para aceptar luego: "No nos fue fcil bajar la inflacin". Es obvio que no le fue bien, pero es raro que un presidente argentino (no solo Cristina, en verdad) acepte pblicamente que hay cosas que le salieron mal. Reconoci que hay un tercio de la poblacin bajo la lnea de la pobreza. Esta aceptacin es un golpe a su promesa de campaa electoral de que lograra "pobreza cero". Nadie esperaba que la cumpliera dos aos y medio despus de acceder al poder; la novedad es que admiti que la pobreza tiene el mismo tamao que la que recibi. Podra ser mayor aun, porque la devaluacin modific la inflacin y los parmetros de medicin de la pobreza.<br><br> <br><b>Poltica exterior<br><br></b> <br><br>Uno de los tramos ms interesantes de la conferencia de Macri fue el que le dedic a la poltica exterior del pas, como respuesta a la oportuna pregunta de una corresponsal extranjera. Extraamente, los periodistas argentinos no preguntan sobre las relaciones internacionales. La respuesta mostr a Macri muy distinto de Donald Trump, aunque nunca lo dijo con esas palabras. Remarc que la integracin con el mundo haba hecho ricos a los pases que decidieron esa poltica en los ltimos 20 aos y anunci que esa, la apertura al mundo, ser su poltica y su posicin como presidente argentino, como miembro del Mercosur y como titular pro tmpore del G-20.<br><br> <br>Aunque ratific la prioridad de la alianza comercial con Brasil, se mostr predispuesto a la apertura con otros pases y bloques, como la Unin Europea (con la que dijo que podra haber novedades en los prximos das), con Japn y con China. Es la contracara de la poltica aislacionista de Trump y de su beligerancia con los socios histricos de los Estados Unidos, como Canad, Mxico y Europa. Es tambin una contracultura respecto de la histrica economa cerrada de la Argentina, que tuvo en Cristina Kirchner a su exponente ms destacada. Cristina nunca estuvo sola en esa cultura del aislamiento; gran parte del empresariado industrial argentino piensa lo mismo que ella, aunque disienta de sus mtodos polticos.<br><br> <br>Surfeando sobre esos temas de poltica comercial, aterriz en la soja. Desde hace tiempo, es frecuente la versin de que el Gobierno frenara el plan de baja de las retenciones a la soja para llegar al dficit del 1,3% el ao prximo. Macri lo desminti varias veces, pero el rumor vuelve cada tanto. Incluso, se sabe que el peronismo le plantear esa opcin (y la de reinstalar, en parte al menos, las retenciones a la minera) para moderar los efectos de los ajustes presupuestarios. Macri se limit ayer a subrayar su opinin: ningn pas con ideas de crecimiento penaliza sus exportaciones. "No creo que las retenciones sean un impuesto inteligente", indic, como un concepto general. Pero no dijo taxativamente que el plan de baja de retenciones a la soja continuar. Es probable que ese tema sea motivo de negociacin con el peronismo, que el Presidente dio por comenzada, para lograr un presupuesto coherente con los acuerdos firmados con el Fondo Monetario.<br><br> <br>Gran parte de la conferencia estuvo dedicada, por las preguntas de los periodistas, a los aportantes presuntamente falsos de la ltima campaa electoral de Cambiemos. Macri deriv el problema hacia dos direcciones. Una fue la gobernadora de Buenos Aires, Mara Eugenia Vidal, que justo ayer ech de su gobierno a quien fue la contadora de la campaa bonaerense de la coalicin gobernante. Tambin deposit parte de la culpa en el peronismo, aunque no lo nombr, porque traba en el Senado la ley de reforma electoral y la de financiamiento de la poltica.<br><br> <br>Al final, volvi al principio. La crisis es una tormenta que pasar. El pas del crecimiento volver antes del prximo ao. Hay una Argentina que trabaja y crece lejos de los reflectores del micromundo poltico, es decir, del mundo de la Capital y el Gran Buenos Aires. El pas no est en los umbrales de una megacrisis como las que sufri en el pasado. Este concepto lo repiti no bien salud y fue, tambin, lo ltimo que dijo antes de irse. Alguna medicin de opinin pblica le debi advertir que un sector de la sociedad, tal vez cercano a l, intuye que las cosas pueden terminar muy mal. Es probable que sea la consecuencia de la evocacin permanente del apocalipsis por parte de expresiones destacadas del "crculo rojo" de la metrpolis. Ese discurso es, precisamente, el que Macri sali a desactivar ayer. Fue su intencin axiomtica, nica y perentoria.<br><br> <br><b>Humo y el fin de las FFAA <br>Enrique Venturino para Informadorpublico.com <br>25-07-2018<br><br></b> <br>Los anuncios presidenciales hoy en Campo de Mayo son un paso ms en la sentencia de muerte de las FFAA. Se siguen negando las hiptesis de conflicto, "es una zona de paz", mientras los britnicos usurpan Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, saquean los recursos petroleros y pesqueros, se proyectan sobre la Patagonia y la Antrtida y apoyan a organizaciones separatistas como la RAM y a las que siguen atacando a las FFAA como el CELS y Amnesty.<br><br> <br>Tenemos riquezas naturales que el mundo codicia, pero no tenemos que rearmarnos para defenderlas????????!!!!! Chile y Brasil, con polticas de defensa serias, lo hacen& Las FFAA pasan a apoyar la lucha contra el narcotrfico, misin propia de las de Seguridad, sin una ley que proteja a sus integrantes. La familia del primer delincuente abatido -aunque sea un narco o un terrorista internacional- va a generar un juicio y encontrarn las "orgas" de DDHH abogados seguramente y otra excusa para atacar a las FFAA. Las mismas que vencieron al terrorismo ms atroz y de las que cientos de sus integrantes han muerto, con procesos legales de aos y aos sin sentencia y con centenares de sus miembros detenidos hace aos sin juicio. La "adaptacin a los nuevos tiempos, la racionalizacin de los recursos" implica la venta de activos, se seguirn achicando las FFAA, se viene en cierre de cuarteles y el remate de campos. Una imagen vale ms que cien palabras, detrs del presidente, el nico Sper Puma operativo en el EA. En tres aos de gestin slo llegaron 6 Texan y algunos equipos menores, muchos gestionados durante la anterior -y psima- administracin.<br><br> <br>El aborto, que con el paso del tiempo si se aprueba generar un estancamiento o baja de la poblacin, como pasa en Europa, es un golpe ms a las posibilidades de desarrollo estratgico de la Argentina -adems de ser un crimen aberrante-. Menos poblacin en un territorio tan extenso y poco poblado facilita el dominio.<br><br> <br>Las FFAA tienen una misin invariable: son el brazo armado de la Patria y del pueblo argentino y estn para defender la Nacin, sus intereses, su patrimonio cultural, social y econmico. Las hiptesis de conflicto son negadas pero existen. La actual administracin colonial, servil a los intereses del Poder Internacional del Dinero si las hay, est dando un paso ms en la conversin en las FFAA en una guardia nacional. Esta pelcula ya la vi en los '90 con el menemismo; quizs Balza acepte reintegrarse al servicio, dado que ya hizo gran parte de lo hoy anunciado. <i>El autor es Teniente Coronel R</i><br><br> <br><b>La insoportable levedad de la estupidez <br>Jos Luis Milia para Informadorpublico.com <br>25-07-2018<br><br></b> <br>"Estoy ac porque queremos saldar la deuda con las Fuerzas Armadas de la democracia". Mauricio Macri, Campo de Mayo, 23/07/2018. CABRA DECIRLE AL PRESIDENTE QUE NO HAY FUERZAS ARMADAS DE LA DEMOCRACIA. Las Fuerzas Armadas son de la Nacin, no de un sistema de gobierno, y si l cree que la democracia tiene alguna deuda con ellas, es porque, no la democracia, sino aquellos que la usufructan- la infame casta poltica que supimos conseguir- solo intent desde 1983, en el mejor de los casos, ningunearlas y en el peor, destruirlas.<br><br> <br>HOY NADIE, EN SU SANO JUICIO PODRA DESMENTIR LA FRASE de Edmond Thiaudire: "La poltica es el arte de disfrazar de inters general el inters particular"; lo acaba de confirmar el presidente con este sainete dirigido por l mismo en Campo de Mayo, porque el plan de reconversin de las Fuerzas Armadas es solo eso, meter en la cabeza de los argentinos que es de inters nacional que el personal militar cuyo nivel de eficiencia est dado por su capacidad de aniquilar al enemigo deba esperar la orden de un juez para tirar un tiro al tratar de allanar un bunker narco.<br><br> <br>NADIE SABE QUIEN HA "IDEADO" ESTE PLAN NI -fuera de vacas generalidades- en que consiste; si hay militares comprometido con l, probablemente estn tratando de despegarse de manera urgente, porque este plan solo poda ser urdido por un ministro que, lacayo de su ignorancia en temas de defensa y con tal de demostrar que alguna neurona se mueve es su cerebro no tuvo mejor idea para justificar el tem de la cyber defensa que el exabrupto de dar como ejemplo la presunta injerencia ciberntica de Rusia en los resultados electorales de USA. Si la declaracin de este ignorante no tiene un rpido reclamo diplomtico de Rusia, es porque ya ni siquiera el tovarich Putin nos tiene en cuenta.<br><br> <br>EN MEDIO DE ESTE PALABRERO VACUO al que el mago de la botella que supimos conseguir en diciembre de 2015 nos tiene acostumbrado se yergue como un tmulo funerario de las esperanzas que los argentinos tenamos de volver a ser el pas que alguna vez fuimos, la realidad de nuestras Fuerzas Armadas. Sin hiptesis de conflicto mientras los pases vecinos, Chile y Brasil, llevan adelante polticas de defensas serias y realistas ante un mundo que va por los recursos naturales de los pases dbiles y subdesarrollados, con las Malvinas ocupadas por el ingls quien, cmplice de cuanto corsario pesquero quiera hacerse de dinero fcil, contribuye a la depredacin de nuestra plataforma continental, al tiempo que apoya y colabora con los secesionistas mapuches del RAM.<br><br> <br>ALGUIEN DEBERA DECIRLE AL PRESIDENTE QUE gracias a las acciones llevadas contra las Fuerzas Armadas por todos los polticos que se vienen sucediendo desde 1983, la Argentina hoy existe solo porque Chile y Brasil no han decidido lo contrario.<br><br> <br><b>La oposicin se une contra la reforma militar y pide una sesin especial <br>Gabriel Sued para La Nacion <br>26-07-2018<br><br></b> <br>La ofensiva opositora contra la reforma de las Fuerzas Armadas dio hoy otro paso: el Frente Renovador y el Bloque Justicialista solicitaron una sesin especial para tratar todas las iniciativas que apuntan contra el decreto reglamentario con el que Mauricio Macri ampli la intervencin de los militares en tareas de seguridad interior. Dirigido al presidente de la Cmara baja, Emilio Monz, el pedido apunta a realizar una sesin especial el 8 de agosto, el mismo da en que el Senado debatir la legalizacin del aborto. Lleva las firmas del diputado del Bloque Justicialista, Diego Bossio; de la jefa de la bancada del Frente Renovador, Graciela Camao, y de los diputados massistas Marco Lavagna, Alejandro Grandinetti y Vanesa Massetani, entre otros.<br><br> <br>El temario para esa eventual sesin contiene proyectos del Frente Renovador, el Frente para la Victoria (FPV), Libres del Sur, el Movimiento Evita y el Frente de Izquierda. Es decir, es una iniciativa que involucra a toda la oposicin, por lo que sera factible que se reuniera una mayora para rechazar el decreto 683/2018. Los proyectos muestran, de todos modos, que la postura de la oposicin sobre el debate de fondo es variada. El FPV, Libres del Sur, el Movimiento Evita y el FIT presentaron proyectos para derogar el decreto de Macri. El artculo ms cuestionado de esa norma es el que elimina el lmite sobre la nocin de "agresin externa" que habilita la intervencin de las Fuerzas Armadas. Por decreto, Nstor Kirchner lo restringi a la agresin militar de otro estado.<br><br> <br>El Frente Renovador coincidi en el rechazo del decreto de Macri, aunque por medio de un proyecto de resolucin. Propuso debatir una propuesta de "seguridad ampliada y atribuciones subsidiarias de defensa", que involucra a los militares en el combate de los delitos complejos, como el terrorismo y el narcotrfico.<br><br> <br><b>LA SEGURIDAD DE LA CIUDADANA &iquest;EST EN LAS PIEDRAS DE LAS MURALLAS O EN LOS HOMBRES QUE VIVEN DENTRO DE ELLAS?. <br>&iquest;QU DEBERAN SABER NUESTROS CONCIUDADANOS, AQUELLOS QUE VIVEN DENTRO DE LAS MURALLAS, ACERCA DE LA PRIMERA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO-NACIN: LA SEGURIDAD NACIONAL? <br>Grl Heriberto Justo Auel <br>Resumen de la Conferencia en el "Foro de la Ciudad" <br>Club del Progreso. 04 Jul 18<br><br></b> <br>&iquest;Se tiene hoy presente -en los diversos anlisis y/o propuestas dirigenciales- que somos un pas en doble posguerra, una convencional y otra no convencional y que esas guerras permanecen an abiertas, dentro de la categora de "estado de guerra"? No, no se las considera cuando se analiza nuestra prolongada crisis-decadencia pero, adems, la guerra no convencional -la contra-terrorista-revolucionaria 1974/1988- es negada como tal, aun hoy por Jueces y Fiscales Federales legos de los TTOOFF, quienes ignoran el "abc" de las guerras "asimtricas", "muy limitadas", "de baja intensidad", "irrestrictas" o "hbridas", que tienen sobre sus estrados desde 1984. Han pasado treinta y cinco aos desde el cese de los combates y aun la sociedad no ha asumido a sus guerras. No las asimilamos. Nuestros TTOOFF legos aceptan lo que las querellas -representantes del agresor de ayer- dictan ante los estrados: "no hubo una guerra". La guerra limitada convencional del Atlntico Sur -en 1982-, detonada a travs de un "incidente provocado" por el RU, tampoco fue asimilada por nuestra dirigencia. . Es la que peleamos en el Atlntico Sur en 1982, con un objetivo muy claro por parte de EEUU y el RU y una gran sorpresa para el "cuasi-Estado" argentino, que nunca entendi ni conoci la especie de guerra que le ocurra. A fines de 1983, con asesoramiento britnico y en colusin con las derrotadas organizaciones terroristas, el gobierno logr "trastocar" la derrota tctica del enemigo revolucionario, en una victoria estratgica y poltica, que aun retiene. Se judicializ el hecho socio-poltico "guerra" y las FFAA fueron llevadas ilegalmente a los estrados penales federales -es decir, al Cdigo Penal ordinario- como criminales comunes responsables del tardo "mamarracho" -su errnea apertura- y al escarnio social del "relato", difundido por todos los medios de comunicacin del Estado, durante aos. Fue el momento crucial en que la Poltica de DDHH reemplaz a la Poltica de Seguridad Nacional. Las bajas de inocentes, provocadas por este desatino ideologizado, es la infamia que hoy se pretende ocultar, pero ello se hace cada vez ms difcil (9). Simultneamente el RU confirm -nuevamente- que no cumplira con la Resolucin de la AG-ONU que lo obliga a abrir negociaciones diplomticas con la Argentina por la soberana de las Islas del Atlntico Sur e inici el refuerzo de la "Fortaleza del Atlntico". De esta manera, en trminos estratgicos, el RU retuvo el "estado de guerra en el Atlntico Sur", mientras sectores polticos, sociales y periodsticos internos, activaron desde entonces y hasta hoy, la actitud hostil del agresor revolucionario y en consecuencia el "estado de guerra interno".Esta interrelacin colusiva entre los dos enemigos que agredieron a la Argentina con las armas en la segunda mitad del siglo XX, est objetivamente representada en la trgica figura del "perro", Horacio Verbistky, agente de inteligencia britnico y de la organizacin armada ilegal Montoneros. La reciente y fracasada operacin conducida por l, con un "desaparecido" en el Ro Chubut, lo expuso ante la opinin pblica nuevamente." Comprobada la total falsedad de esta nueva "falacia", no hubo retractaciones ni disculpas de sus numerosos voceros.<br><br> <br>&iquest;Es consciente -nuestra dirigencia- que nos abarca una nueva guerra mundial desde el ao 2001  "la Contraterrorista Global"- y que ella est totalmente interrelacionada con los dos "estados de guerra" que retenemos desde 1982 y 1988, respectivamente? En nuestra regin contina la consolidacin del narcoterrorismo con elementos revolucionarios neo marxistas reciclados y los gobiernos adscriptos al "Socialismo Siglo XXI". sta pseudo-revolucin actualmente en retirada en gran parte del Cono Sur y en plena recomposicin orgnica en la Orinoquia y el Caribe luego de la muerte de Fidel, la prisin de Lula, los graves problemas internos de los sandinistas en Nicaragua y el reciente posicionamiento poltico de las FARC -principal cartel regional- en Colombia.<br><br> <br>La conduccin estratgica revolucionaria subcontinental -desde 1959- contina en manos del PC de Cuba, que ha cambiado sucesivamente de mecenas, acompaando a los grandes sucesos internacionales. Por esa razn, cuando la URSS se encaminaba a su implosin, Fidel se apoya en Lula para crear -en 1990- dos organizaciones neo-marxistas que asocian a las antiguas bandas estalinistas iberoamericanas con la social-democracia gramsciana: el Foro de San Pablo y el Foro de Porto Alegre.<br><br> <br>El primero cubre las nuevas responsabilidades polticas y estratgicas luego de la cada del paradigma moscovita y el segundo la conduccin social y comunicacional de apoyo a la nueva etapa de movilizacin continental, en la que aparecen las "organizaciones sociales" y los "grupos de choque", que en la CABA se despliegan diariamente como "piqueteros". Cuando a partir del 2002 cae el precio del barril de petrleo y muere el Cte. Chvez, se inicia la negociacin cubana con Obama y el ala izquierda del Partido Demcrata de EEUU para darle oxgeno a la Isla, incapaz de sostenerse por s sola. Con la llegada de Trump, EEUU regresa a una poltica de aislamiento de la Isla. Ello activ la firma -en La Habana- del Tratado de Paz entre el gobierno de Santos y las FARC -el cartel multi-billonario regional- y esta organizacin armada se constituye as en partido poltico y nuevo sostn econmico-financiero de La Habana y de la revolucin comunista subcontinental. <br><br> <br>Seguramente se va a acelerar una nueva ola de violencia en ese pas. Adems, los resultados de las prximas elecciones en Mjico y Brasil sern definitorios para articular los prximos pasos a dar por los "encuentros" de los Foros de San Pablo y de Porto Alegre y condicionarn el ritmo/oportunidad de la contraofensiva revolucionaria en el Cono Sur, ya prometida en el Encuentro de Managua. Los ejercicios preliminares de esta maniobra estn en superficie en El Comahue, Buenos Aires, La Plata, Crdoba, Rosario y Mendoza. Uno de los actores centrales de la guerra mundial "Contraterrorista Global" -el ISIS-, ha realizado acuerdos bsicos con las FARC, nuevo pivote del proceso revolucionario regional (10). A su vez, las FARC -que han simulado su desarme- han desplegado en el Cono Sur sus avanzadas, en particular en el sur chileno y argentino con araucanos adiestrados por ellos en los aos pasados, por pedido del PC chileno.<br><br> <br>La dirigencia argentina vuelve a darle tratamiento de "seguridad pblica" a estos acontecimientos estratgicos, como los ocurridos recientemente en El Chubut y Ro Negro y la Defensa Nacional -frente a la nueva agresin estratgica revolucionaria- est en manos de jvenes fiscales de "Justicia Legtima". Deca Gastn Bouthoul hace unos setenta aos: "Si quieres la Paz, conoce a la guerra". Tenemos la impresin de que Bouthoul ni Sneca -siglo I d C- aun no han sido ledos ni entendidos por los responsables de tantas muertes de inocentes en nuestro suelo. Deca el hispano-romano: "Peor que la guerra, es tenerle miedo a la guerra". Luego de escuchar al Ministro Garavano sostener la necesidad de preservar el espritu y la letra de la legislacin de Seguridad Nacional vigente, tenemos la certeza que, como estratega civil, el ministro carece de la ms mnima informacin de la situacin poltica-estratgica en que vivimos, a pesar de que est presente en el puente de mando.<br><br> <br>En 1989 cay del muro de Berln y en 1991 implosion la URRS. Finaliz la guerra fra. Fueron los primeros cuarenta y cuatro aos de Paz en Europa y, durante ese perodo se elaboraron en sus Universidades las teoras filosficas que "marchitaron su alma". Europa relativiz su identidad y se hizo "contractiva", desde entonces "se odia a s misma". Ello afect a los argentinos, culturalmente europeizados. El "progresismo ideolgico europeo" cruz transversalmente a todo el arco socio-poltico argentino y una demostracin de ello la hemos visto hace unos das, en el tratamiento del aborto en las calles y en el recinto de Diputados. La "nueva" guerra mundial ya no se desarrolla en teatros de operaciones militares, sino en y sobre las sociedades. Las bajas -en su mayora- son de civiles inocentes. El enemigo "sin rostro" carece de responsabilidad y de lmites. Se inmola para hacer entender a Occidente que la vida no le interesa. Es la segunda guerra mundial en ambiente QBN, pero esta no reconoce a la disuasin, como la anterior. <br><br> <br>De las guerras de tercera/cuarta generacin, en acto en el 2001, llegamos al ao 2018 con las guerras de sptima generacin, que los chinos llaman "irrestrictas" y la OTAN "hbridas", mientras la dirigencia argentina vive aun estratificada en la guerra fra. Las sesenta guerras activas -en el mundo de hoy- todas son internas: "guerras civiles". A stas, nuestros visionarios legisladores las "prohibieron" por Ley y sta doctrina es la que sostienen las querellas y fiscales de los TTOOFF: "en los 70 no hubo guerra, aquello fue un genocidio". &iquest;Ser una casualidad?. Kirchner y Garr quisieron asegurar el extraamiento de las FFAA que las leyes de "inseguridad" impusieron al Estado Nacional. Reglamentaron la Ley de Defensa y determinaron que las nicas guerras posibles para la Argentina son las convencionales, con las FFAA de nuestros vecinos, con quienes -a la vez- queremos integrarnos. El objetivo fue mantener las FFAA argentinas sin misiones a cumplir. Transformar a las Instituciones Armadas en burocracias intiles. El espacio interno se trasform en "zona liberada" para la pseudo-revolucin narco-terrorista, "nacional y popular", que oper como una gran cortina de humo a travs de la poltica de DDHH, con la que se encubrieron niveles de corrupcin inditos.<br><br> <br>Hay una nueva forma de producir y una nueva forma de hacer la guerra. Quienes hablan de sacar a los militares a las calles para combatir a la nueva amenaza, o son totalmente ignorantes del fenmeno belgero en el siglo XXI o bien quieren continuar en la actual situacin y hacer del espacio argentino una gran "zona liberada" para nuestro enemigo sin rostro. Cuando la Seguridad Nacional -en el orbe- unificaba o centralizaba sus componentes, el gobierno argentino las separaba, asegurando dejar a las FFAA sin sus funciones constitucionales. Es una prueba ms de que los K, hipcritamente, siempre operaron dentro del Socialismo Siglo XXI, aunque no lo exhibieran pblicamente como Bolivia, Ecuador o Nicaragua.<br><br> <br>Bajo la excusa de lograr el "control civil" de los militares, la mayora poltica dej al pas en absoluta inseguridad nacional. El criterio seguido por el legislador, fue cuanto menos absurdo. Es una prueba ms que el fin perseguido por esta legislacin ha sido la desaparicin de las FFAA, del mismo modo en que se pretende la abolicin del derecho penal. Hemos propuesto -hace mucho tiempo- la unificacin de la Seguridad Nacional en un solo Ministerio -el de Seguridad Nacional- con dos Secretaras: Defensa Nacional y Seguridad Pblica. Ello nos permitira facilitar la conduccin de una Gran Estrategia Conjunta-Combinada, con economa de esfuerzos, unidad de objetivos, interoperabilidad, controles cruzados, etc. El Congreso Nacional, que con sus leyes y reformas nos ha llevado a la situacin de grave inseguridad en que vivimos, no podra dejar de votar ste Acuerdo para llevarlo a categora de Tratado que subrogue los desatinos jurdicos vigentes, frutos de nuestras guerras recientes. No votarlo demostrara mantener compromisos con nuestros enemigos de hoy; que son los de ayer, reciclados.<br><br> <br>&iquest;Es consciente -nuestra dirigencia- que el tipo de legislacin de Seguridad Nacional vigente en nuestro pas desde 1988 y 1991, es nica en el mundo e intrnsecamente perversa? Cuando se promulg la actual Ley de Defensa Nacional, el "Cronista Comercial" nos public un artculo titulado "Se promulg hoy la Ley de Indefensin Nacional". No nos equivocamos. Tres aos despus -1991- en Santiago del Estero se incendiaba la Casa de Gobierno, la Legislatura y el edificio del Supremo Tribunal de Justicia, adems de varios domicilios de legisladores. El gobierno nacional no pudo actuar para contener el "caos". La Ley de Defensa se lo impeda. Quince aos despus Kirchner-Garr reglamentaron la Ley de Defensa, para evitar que se la interprete de modo inconveniente a la pseudo revolucin "chavista", que empezaba a hacer agua.<br><br> <br>Desde 1991 -con esta nueva legislacin- la jerarqua institucional se invirti, los presupuestos se invirtieron y los haberes de un Comisario, desde entonces, superan en un 30% al de un Oficial Superior de las FFAA. stas quedaron sin objetivos, sin cumplir las misiones centrales que la Constitucin les impone. No fueron pocos los polticos que entonces se preguntaban: "&iquest;para qu sirven las FFAA?", mientras tanto nuestros vecinos duplicaban los presupuestos de Defensa, las reorganizaban y adquiran tecnologas de ltima generacin. Como era de prever, contemporneamente las policas -totalmente ajenas a esta maniobra- fueron desbordadas por el delito comn y corrompidas por el crimen organizado. Como correctivo, se nombraron ex jueces y fiscales como expertos polemlogos y estrategas civiles para "transformar y democratizar" -desde los Ministerios de Seguridad- a las "viejas policas de la dictadura". El fracaso de estas gestiones fue total, a un costo varias veces millonario y con miles de vctimas de la ignorancia, de la estupidez o del compromiso ideolgico. Por ltimo, se apel al nmero. Con cursillos semestrales se incorporaron miles de nuevos agentes. Pero la inseguridad y la indefensin siguieron y siguen agravndose, da a da, a pesar de ms patrulleros, ms chalecos, ms radios.<br><br> <br>La prxima reunin del G 20 en la Argentina y los acontecimientos internacionales en curso, estn obligando al gobierno a entender que se transita por un camino equivocado, que debe racionalizar la Seguridad Nacional y entender "la naturaleza de las cosas". Pero, en la coalicin gobernante estn presentes los creadores de las "vacas sagradas", son quienes reemplazaron la Poltica de Seguridad Nacional por la Poltica de DDHH Si la Seguridad Nacional es la primera responsabilidad del Estado Nacional &iquest;no sera oportuno que la dirigencia argentina tome conocimiento de los desatinos &iquest;Cuntos conciudadanos ms deben morir para que como sociedad reaccionemos? El enroque de mandar las FFAA a las fronteras -con las manos atadas- y las FFSS a la grandes ciudades, es hacerle el juego al "enemigo sin rostro", adems de demostrar falta de idoneidad, ausencia de ideas, de audacia y de la energa que exige la circunstancia en que vivimos.<br><br> <br><b>EN CONCLUSION<br><br></b> <br>Nuestra inseguridad nacional no es casual. Es consecuencia de la indita y perversa legislacin vigente inducida por nuestros enemigos, que extra a las FFAA del Estado y entreg las responsabilidades estratgicas internas a las policas. El precio en vidas inocentes que estamos pagando, es enorme. Existe una evidente actitud poltica y periodstica -de algunos sectores- que tiende a ocultar la agresin terrorista revolucionaria de los aos 60, 70 y 80 y sostienen una constante apelacin al "terrorismo de Estado", con la finalidad de tergiversar la historia y mantener una narrativa favorable a un proceso revolucionario neo-marxista, derrotado en el terreno y en las urnas, pero aun presente.<br><br> <br>La "poltica de DDHH" ha reemplazado a la "poltica de seguridad nacional" desde 1984 y ello no ha cambiado el 10 de Diciembre de 2015. La Argentina vive una situacin que no da lugar a seguir ocultando la verdad. TODA LA VERDAD. El agravamiento de la inseguridad tiene, en la muy probable recesin econmica del segundo semestre, un peligroso catalizador. Por lo dicho, hago mas las palabras del Ex Cte Supremo del Pacfico:<br><br> <br>"Estoy preocupado por la seguridad de nuestra gran nacin; no tanto por una amenaza externa, sino por las fuerzas insidiosas que trabajan adentro". Grl Douglas MacArthur - 1945<br><br> <br><b>EL INSOLENTE Y DESLENGUADO "FILSOFO" OFICIAL CONFIESA LA IDEOLOGA DEL GOBIERNO <br>Cosme Beccar Varela para La Botella al Mar <br>17-07-2018<br><br></b> <br>En la pgina 14 de "La Nacin" del 14/7/2018 aparece la fotografa de un individuo de mirada torva, con barba y pelo de longitud estudiada para parecer un bohemio rico y sin maneras, aunque bien podra ser un prfugo de la Justicia que oculta su verdadera fisonoma con esos artificios capilares. Est vestido "a la que me importa", con un "sweater" adornado con elaboradas guardas, un pantaln estilo "blue-jean" y las manos en los bolsillos horizontales. La actitud general del retratado es de una displicente soberbia, sin escrpulos, insolente, sin moral, seguro de s mismo y "sobrador", que oculta una amargura inconfesable porque sabe que su papel le exige fingir una autosatisfaccin sin fisuras. En resumen: la figura de un pjaro de avera digno de la seccin "policiales" del diario.<br><br> <br>Sin embargo, el personaje se autotitula "filsofo", amigo del rockero Spinetta y ocupa una oficina en la Casa Rosada, cerca de Macri, de quien es el "filsofo" oficial y la foto ilustra un reportaje admirativo que le hizo su correligionario Rosemberg, del "staff" de cronistas del diario. El fantoche en cuestin no hubiera merecido que le dedicara ms que una lectura con repugnancia de sus dichos y hechos, pero resulta que de ellos surgen una serie de "confesiones" que prueban, por si alguna duda le quedara a alguien, de que Macri es un "progresista" en el sentido ms peyorativa de la palabra. Publico todo el reportaje al final de este artculo para que se pueda apreciar que mi anlisis del primer prrafo no slo se basa en la foto sino en sus dichos. Lstima que no puedo incluir aquella porque el sistema de "La botella al mar" no la acepta. Pero pueden verla en el diario, fecha y pgina citados ms arriba.<br><br> <br>El "debate" sobre el aborto fue premeditado para mostrar la fisonoma "moderna" del oficialismo: "*Macri va a volver a ganar* en el 2019 porque *la gente ya no se come el truco del fracaso*, relativizar la actual crisis y definir al gobierno como *moderno* por debates como los del aborto"..." "Mauricio y Marcos estn en contra del aborto. Habilitaron el debate y cuando salga la ley -yo estoy a favor de la despenalizacin-, no la van a vetar. Y si a la Iglesia le molesta, bueno...es un problema de los obispos. Para m el Estado no tiene que tener religin". Es realmente indignante el desprecio con que este funcionario habla de la Iglesia. Si l no cree en la Iglesia de Nuestro Seor Jesucristo que es verdaderamente a Quien ofende la legalizacin del aborto, si prefiere a los Ans y a los Caifs, debi al menos respetarla, y no emplear ese lenguaje de una insolencia intolerable no slo para los Obispos, que han demostrado tener una piel de elefante a quienes no les hacen cosquillas los desafueros de deslenguados como ste, sino para Dios mismo y para cualquier catlico que conserve un mnimo de fe. Pero el blasfemo sabe que puede decir lo que se le d la gana contra Nuestro Seor y Su Iglesia porque eso no es censurable para el INADI ni para la prensa. Vamos a ver qu opina, en cambio, de mi justificada defensa de la verdadera fe.<br><br> <br>En ese prrafo dice tambin que "Mauricio y Marcos estn en contra del aborto". Mienten ellos y miente el entrevistado, porque lo nico que han dicho es que "estn a favor de la vida", frase ambigua que, lamentablemente ha sido adoptada por los que estn en contra del aborto, incluyendo a los Obispos. Pero la verdad es que "habilitar" el debate sobre un asunto que es indiscutible, cual es el inexistente "derecho" a violar la ley de Dios y matar a inocentes nios en el vientre de su madre, es lo mismo que abrir la puerta al odio de los ateos, de la izquierda y de los frvolos a quienes poco les importa eso sino la libertad para satisfacer sus propios vicios. Por otra parte, no hubo ni hay tal "debate" sino una campaa de prensa abortista con la cooperacin de altos integrantes del partido gobernante que manejaron las Comisiones de la Cmara de tal manera que los diputados no fueran a or a los opositores del aborto que hablaban prcticamente a las paredes, y finalmente emitieron un dictamen favorable al engendro legislativo. Adems es sabido que los cuatro votos decisivos en la Cmara de Diputados fueron gestionados por Macri y su banda mediante entregas de dinero a la Provincia de la que esos ex-"indecisos" pertenecan.<br><br> <br>Y por si quedara alguna duda, en "La Nacin" del 15/7/2018, pag. 10, al pie, aparece una nota en negrita que dice as: "Pero esta semana, en una conversacin reservada, (Macri) dej entrever un razonamiento novedoso para l: *Esto es una discusin sobre los derechos de las mujeres a decidir. Es un debate sobre ese derecho individual y no slo sobre una cuestin de salud", explic en un almuerzo en el que tambin intervino el jefe de Gabinete, Marcos Pea". Es decir: Macri considera que el aborto es el eventual "derecho individual" de la mujer-madre de hacer matar al hijo en sus entraas. Ese es el argumento cnico de los abortistas.<br><br> <br>En otro pasaje el periodista dice: "-Durn Barba suele decir que este es un gobierno de izquierda... Y Rozitchner responde: -S, claro, coincido. Lo venimos diciendo desde hace muchos aos; (Hernn) Lombardi invent el "macrismo-leninismo". Hay varios de este equipo que tenemos pasado de izquierda." Esto le he denunciado varias veces en "La botella al mar" pero este reconocimiento del "filsofo oficial" de Macri, que, para ms datos, cita a Durn Barba, "cerebro poltico" del macrismo y a Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Pblicos de la Jefatura de Gabinete de ministros, es un prueba irrefutable de que este es un gobierno de izquierda.<br><br> <br>Eso no se contradice con el sesgo oficialista favorable a los aventureros empresarios, banqueros y financistas que sin duda se estn enriqueciendo a la par de los polticos bajo la mirada cmplice y partcipe de Macri, porque esos enriquecidos sin causa lcita son tan inmorales como la izquierda cuyas actividades subversivas no les alcanzan, y en materia de aborto estn casi todos de acuerdo. Esos millonarios apoyan con una discrecin interesada la poltica econmica nefasta del gobierno que los enriquece y cuando el pas quiebre una vez ms, ellos sern ms ricos que antes.<br><br> <br>Rozitchner y su "discpulo filosfico" se sienten tan seguros de que terminarn su obra destructiva que ha tenido el descaro de decir lo que dice en este reportaje. A su afrentosa petulancia slo cabe responder con un categrico repudio.<br><br> <br><b>El analisis politico y economico de los doctores Vicente Massot y Agustin Monteverde <br>El futuro es manana <br>24-07-2018<br><br></b> <br>La necesidad perentoria de ajustar la economia para cumplir con el Fondo Mone- tario Internacional hace que el gobierno actue de acuerdo a un criterio estrategico que se reduce a y se resume en el cortisimo plazo. No hay nadie dedicado, en las oficinas publicas, a pensar el pais del futuro; el rol del Estado en las decadas por venir; el papel que deben desempenar las Fuerzas Armadas en el contexto de este tercer milenio en que nos ha tocado vivir; el cambio que hace falta generar para incrementar, de manera substancial, nuestro perfil exportador; la modificacion del sistema educativo, en atencion a los reclamos de un mundo mucho mas complejo que el del pasado siglo; o la puesta en marcha de una reforma politica seria. Si, cuan- do le sobraba tiempo, el Pro no lo hizo, y apenas le dio alas a un think tank de cabotaje -la Fundacion Pensar- que sirvio de poco o nada, menos esta en condiciones de dedicarse a estos menesteres ahora. El horizonte de la Casa Rosada es llegar a fin de ano sin perder el control de la calle y sin tener que soportar una nueva corrida cambiaria.<br><br> <br>Mas alla de las declaraciones optimistas del presidente de la Nacion, del jefe de gabinete y de los dos ministros de mayor relevancia en el presente -Nicolas Dujovne y Luis Caputo- lo cierto es que en petit comite -o, si se prefiere, de puertas para adentro, cuando no hay necesidad de dar buenas noticias ante las camaras o frente a un auditorio de empresarios o delante de los titulares de las carteras de Finanzas y de los bancos centrales de los paises del G-20- los funcionarios nombrados se dan cuenta de que se hallan en medio de una crisis que no ha terminado. Que por razones de marketing ninguno de ellos quiera o se animen a denominarla asi y, en cambio, prefieran calificar la situacion por la cual atraviesan como una tormenta, no debe llamar a engano.<br><br> <br>En los primeros dias del proximo mes de octubre se desarrollaran en la ciudad de Buenos Aires los Juegos de la Juventud, donde competiran equipos de todas partes del mundo. El embajador de uno de los estados que mas ha sufrido el flagelo terrorista y cuenta con el que es considerado, por muchos, el mejor servicio de inteligencia del mundo, le hizo llegar, meses atras, un informe reservado a la administracion macrista respecto de la posibilidad de que un atentado pudiera llevarse a cabo en esa semana. Treinta dias mas tarde, en noviembre, tendra lugar en Bariloche la reunion cumbre del Grupo de los 20. Desde Donald Trump hasta el anfitrion del encuentro, estaran presentes los jefes de Estado de los paises mas importantes del planeta. En una y otra ocasion se pondra a prueba -mas, por motivos obvios, en la ciudad patagonica que en la Reina del Plata- la capacidad del sistema de inteligencia argentina y de sus fuerzas de seguridad. Pero, al margen de cuanto pueda suceder en uno u otro lugar, el foco de tension por excelencia sigue siendo el gran Buenos Aires. <br><br> <br>Maria Eugenia Vidal; lo que cabria definir como la Iglesia Catolica -en realidad, los cientos y cientos de parrocos de esa confesion, extendidos en todo el cono urbano bonaerense-; buena parte de los intendentes, sin distincion de banderias politicas; y los organismos de seguridad, coinciden sobre el riesgo potencial de reclamos masivos de comida en los supermercados, que podrian dar lugar a saqueos generalizados si las condiciones so- ciales empeorasen de aqui a fin de ano. La gobernadora, monsenor Jorge Lugones y la inten- dente Veronica Magario no piensan lo mismo y hasta resultan enemigos en determinados casos; no obstante, perciben un fenomeno que les preocupa por igual. Vienen a coincidir, sobre el particular, en algo que no debiera sorprender. Quizas tengan intereses diferentes en la cuestion -mientras una debe velar por el orden y la concordia publica, otros deben ocuparse de los pobres, conforme al mandato biblico- pero nadie deja de percibir el peligro latente.<br><br> <br>En el orden economico, el gobierno anhelaria poder cumplir con la palabra empenada en la campana electoral acerca de una serie de medidas economicas anunciadas, entonces, en correspondencia con el ideario liberal, promercado -o como quiera llamarsele- que, con mucho mas enfasis que hoy, enarbolaba la gente del Pro. Solo que la necesidad tiene cara de hereje y ni Mauricio Macri, ni Marcos Pena, ni Luis Caputo ni tampoco Nicolas Dujovne saben que decision habran de tomar manana si, a pesar de su esfuerzo, el ajuste en marcha no cerrara.<br><br> <br>En estos momentos se evaluan al menos sesenta puntos de la reforma tributaria cuyo costo fiscal ha sido puesto a examen. Es probable que la rebaja de las contribuciones patronales, el ajuste por inflacion, la reduccion escalonada de la tasa de ganancias para las empresas y el computo del impuesto al cheque sean modificados o congelados. Lo mismo cabria sostener de la reduccion anual de las retenciones al sector agricola. El hecho de que el presidente no asista el sabado que viene a la inauguracion de la exposicion rural de Palermo, con todo lo que ello significa, da que pensar. Si hubiese que apuntar unos datos demostrativos de que tan seria es la situa- cion, valdrian los siguientes: a un mes, apenas, de haber sido premiados con la designacion de economia emergente y de haber firmado un acuerdo con el FMI, merced al cual este organismo le prestara a la Argentina un monto nunca antes adelantado a ninguno otro de sus miembros, las dudas son mayores que las certezas y la desconfianza es moneda corriente. Que el presidente sea recibido en Davos, como si fuera un estadista del Primer Mundo, o que formemos parte del G 20 no ha impedido -por ejemplo- que las acciones argentinas cayeran, valuadas en dolares, 25 % en 30 dias.<br><br> <br>Razon, pues, le asiste al gobierno para obrar conforme a una hoja de ruta corta. Es que no tiene demasiadas alternativas. No hay horizonte fuera del dia a dia. Cuenta -eso si- con un apoyo de mas volumen que el de Christine Lagarde. Nada menos que el del secretario del Tesoro norteamericano, Steven Mnuchin. Quienes conocen en detalle como se gesto el acuerdo con el Fondo Monetario dicen que la entrevista decisiva que tuvo Nicolas Dujovne no fue con la gerencia del Fondo sino con ese funcionario de la administracion presidida por Donald Trump. Lo escrito no significa que en Balcarce 50 se hayan olvidado de la campana. Por supuesto que es el objetivo principal; solo que para pensar en el proceso electoral que se desenvolvera entre agosto y octubre/noviembre del ano venidero se requiere, como condicion necesaria, poner en marcha cuanto no pudo, no quiso o no supo hacer Mauricio Macri en el curso de los dos anos que lleva gobernando el pais. Despues se veran los resultados.<br><br> <br><b>LA CUMBRE DEL G-20 SE HIZO BAJO UN ALERTA POR AMENAZA A LA SEGURIDAD <br>Ignacio Zuleta para zuletasintecho.com <br>24-07-2018<br><br></b> <br>La reunin de los ministros de Finanzas del G-20 se hizo bajo una alerta de seguridad que oblig al gobierno a tomas medidas extraordinarias por sobre lo planificado. Esa cumbre tena previsto un protocolo para casos de riesgo alto por la presencia de personalidades como el secretario del Tesoro de los EE. UU. o la directora del FMI. Pero ante una amenaza de naturaleza extraordinaria oblig a redoblar los controles, que se extendieron a algunos accesos al pas. El secreto de los procedimientos impidi precisar qu tipo de amenaza recibi el gobierno, que usa las cumbres de ministros del G-20 como ensayos para blindar la que harn los jefe de Estado los das 30 de noviekbre y 1 de diciembre, a la que vendrn Donald Trump, Xi Jinping, Angela Merkel y otras estrellas de la poltica mundial. Desde ya que este tipo de conferencias son siempre un blanco potencial para actos de alto terrorismo. Eso produce pnico en las autoridades.<br><br> <br>La conferencia se realiz durante el fin de semana. Los viajeros que ingresaron al pas desde Montevideo fueron objeto de controles poco usuales en la terminal de Buquebus de la capital del Uruguay. Los pasajeros fueron controlados por Migraciones en grupos pequeos y la terminal tena zonas de visibilidad encubierta, adems de scanners para los equipajes que no suelen verse.<br><br> <br>Esas medidas, motivadas en una amenaza a la seguridad del encuentro, motiv la presencia en Montevideo, durante su desarrollo, de una de las mximas autoridades de Seguridad de la Argentina. Fue para supervisar la colaboracin de las autoridades del Uruguay en el operativo. Durante el desarrollo de la reunin se produjo, por afuera de esas previsiones, de un ataque violento con arma blanca contra el ex secretario de Finanzas y ex director del Banco Central Daniel Marx. Fue atacado en la avenida Figueroa Alcorta, frente a los piletones de Aysa y los bosques de Palermo por dos individuos que le robaron una bicicleta y lo hirieron de gravedad. Aunque se repone, la noticia conmovi en la cumbre porque Marx es uno de los argentinos ms conocidas en los crculos financieros del mundo. Fue el negociador de la deuda argentina pblica y privada en los ltimos 30 aos. Nadie cree que ese ataque tuviera que ver con la cumbre, pero fue una seal de la desproteccin de los ciudadanos en un lugar transitado por vecinos de la zona Norte de la Capital y ms en un momento cuando haba medidas extraordinarias de seguridad. Segn las autoridades, en las ltimas horas se avanz en la identificacin de los asaltantes de Marx.<br><br> <br>El hecho se suma a la lista de casos de inseguridad de la Argentina. Aunque suceden en otros lados. El mismo da del ataque a Marx se conoci que el cardilogo del ex presidente de los EE.UU George Bush padre, Mark Hausknecht, fue asesinado de dos disparos que recibi cuando se encontraba paseando en bicicleta por las calles de Houston (Texas). Un ciclista, que iba en direccin contraria a, le dispar dos balas cuando estaba atravesando el Texas Medical Center. El caso conmovi a todo el pas. El incidente con el avin que llevaba a Christiane Lagarde hacia Estados Unidos  debi regresar por un despefecto a Ezeiza  le puso algo de emocin al encuentro. No hubo responsabilidad del gobierno porque American Airways es una empresa privada.<br><br> </div> </div></body></html> <!--PUBLISHEXTSTART==html==PUBLISHEXTEND--> <!--BACKGROUNDIMAGESTART==1.00==BACKGROUNDIMAGEEND--> <!--PAGETITLESTART==Actualidad==PAGETITLEEND--> <!--FIXEDCANVASSTART==0==FIXEDCANVASEND--> <!--CANVAS_SIZE_TYPE====CANVAS_SIZE_TYPE_END-->